<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7617835\x26blogName\x3dKlaatu+Barada+Nikto\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://galahan.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://galahan.blogspot.com/\x26vt\x3d-6933320711491095302', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Comentarios, opiniones, crónicas y críticas en la vida de un ser humano que escribe. O algo así, que suene como interesante, si eso...

jueves, 29 de julio de 2004

Sucesos Para Anormales

Hoy voy a ser escueto en un tema al que me gustaría dar más cancha: Los fenómenos paranormales.

Esto debería incluir las apariciones de espíritus, fantasmas, ovnis e incluso la honestidad en los políticos, pero hoy voy a centrarme en el fenómeno Ovni sobretodo.

Hay 2 cuestiones importantes en este hecho. Es más, hay 3. Las 2 primeras a las que me refería son los parapsicólogos, investigadores de lo paranormal y demás gente que vive de este cuento, y obviamente, el público dispuesto a recibirlo con morbo misterioso. La tercera es un híbrido: consumidores que pasan a querer formar parte y se dedican a fabricar e investigar sucesos. Todos andan a la búsqueda de indicios que reafirmen sus creencias, de la manera menos científica que exista, pero con abundante parafernalia literaria que les rodee. Primero existe la idea, luego la búsqueda de la prueba.


 "Este supuesto alienígena que supuestamente cayó en Roosvelt con su nave y que supuestamente ocultan los yankies ha servido de base para creer a muchos. Pero está claro que los USA no ocultan nada de esto, si no habría algún marine haciendo gestos de victoria en la foto, o estaría el cuerpo haciendo de perrito o apilado junto a otros..."


A mi me hace gracia, porque comentándolo con unos amigos, llegamos a la conclusión de que estos fenómenos de apariciones alienígenas y sustos varios responden a la llamada del paleto y el tonto del haba. Sí. A modo de antena, la escasa o nula conexión neuronal de ciertas personas atrae extraños sucesos. O eso o no me explico por qué estas cosas les ocurren sólamente a señores incapaces de articular una frase coherente. A lo máximo que llegan es a engarzar ideas con un estilo gramatical "Michel". Es un caso parecido a el fenómeno "Jessica Fletcher", que donde iba había un crimen.

Todavía no he visto a una persona respetable (o por lo menos, aparentemente), de algún nivel o valía, hablando seriamente de este tema, y con ideas claras y formadas. Vamos, que lo más así que recuerdo es Pitita Ridruejo hablando de apariciones Marianas. Figúrense. Si hay, en cambio, gente anónima que dice haber visto, directamente, ovnis, fantasmas, espíritus plenamente identificados y con explicación lógica del por qué, dónde y motivos de su aparición. Si ya es dificil saber eso de los humanos vivos...
Y es que a mi me escama la profunda convicción de "lo que ví" en todos esos testimonios. Nunca hay motivo a la duda: "yo vi algo". Sí, amigo, en la Edad Media veían símbolos satánicos por doquier también... Y es que si ya cuesta que 2 personas vean si ha sido o no penalty en algunos partidos de fútbol, como para ver si es o no un ovni.

Pero no, aquí personas que tendrían dificultad a la hora de explicar el por qué de una ecuación de primer grado o la revolución francesa, nos explican con todo tipo de detalles los planes y motivos de las visitas alienígenas e incluso donde tienen estos su casa, galaxia, planeta, código postal y número.


"No es de extrañar que a la gente que vive en caseríos medio caidos les atraigan estos flamantes modelos de Ovni deportivos..."

A ver, podemos pensar que sí, que no estamos solos. Yo lo pienso. Podemos pensar que sí, que hay otras vidas y además son inteligentes (recemos porque haya vida inteligente en otros planetas, porque desde luego en este no la hay, que decían los Monty Python), o si quieren, que tienen tecnología suficiente para salir de su planeta, y llegar a otros. Al fin y al cabo si lo hemos logrado nosotros, lo puede hacer cualquiera.
Vale, estamos de acuerdo. Pero ahora me acuerdo de los primeros lanzamientos de cohetes al espacio. Tropecientos cacharros que habremos tirado vaya usted a saber donde. Después los satélites y sondas que hemos mandado a lunas, planetas y estrellas. Por ahí deben andar. Placas en la luna, naves que vagan por el espacio con información cifrada sobre el género humano y la tierra, transbordadores abandonados, robots en planetas, señales de radio emitidas a bajísima frecuencia para que viajen en el espacio, mensajes de luz... Vamos, que le hemos metido un jaleo al universo que para que voy a contar...
Pero ellos no, ellos son, de naturaleza espontanea, más inteligentes que nosotros y nunca han hecho nada de esto. Simplemente se desarrollaron hasta tener unas supersilenciosas naves con las que abducir humanos sin que absolutamente nadie pueda tener pruebas. Ole.

 "Al principio los ETs venían de la Luna, después, cuando supimos mucho de la luna, de Marte, y ahora, de otras Galaxias... en fi, tenemos para rato, el universo se expande..."

Además, ¿para qué abducen humanos? ¿Por qué vienen a la tierra? Hay 2 motivos:

a) Quieren jaleo: Vienen para dominarnos, nos abducen y secuestran para saber cómo somos y así atacarnos más facilmente. Como si no fuera obvio, vamos. No hace falta tanta sutileza. Eso sí, tenemos la suerte de que si han tomado como muestra a los más tontos del planeta, que son los que abducen, igual nos subestiman. (o igual yo soy el que sobreestimo).

b) Quieren paz y colaboración: Vienen para traer un mensaje de paz. Bueno, pues entonces ¿De qué te ocultas? Dilo, alienígena, dilo, pero no se lo digas a el ovejero (con todo el respeto a los ovejeros no abducidos), dilo en cualquiera de los nucleos urbanos que has podido ver desde tu platillo.

A lo mejor tienen más motivos, pero estos son al parecer los principales. También hay varios tipos de apariciones: Los que vienen de visita, los que vienen a investigar, los que vienen a invadir, los que "ya están aquí desde el principio" e incluso los que vienen a salvar al mundo y cogen como interlocutores a gente como Carlos Jesús. (Si esos nos van a salvar.. vamos listos).

Claro que alguno dirá que también Jesucristo eligió a un pescador analfabeto para dirigir su iglesia. Vale. Sí. La idea es buena, y la intención de Jesús también. Eso sí, no me negaréis que del pescador analfabeto a ahora, la cosa degeneró muchísimo...

A unas 4 personas les dio por comentar.

miércoles, 28 de julio de 2004

Santiago, Tiago, Jacobo, Jaime y cierra España...

Bueno, ayer no actualicé, y ya que hoy no tengo especial tema, voy a aprovechar que el pasado domingo fue el día de Santiago para hablar del Apostol, la ciudad que lleva su nombre y toda la parafernalia que les rodea.

Ya conté que visité la ciudad hace unas semanas por aquello de los conciertos de Xacobeo. Tenía ganas. Hace años que fuí y me quedé fascinado por la tradición que tiene y por la cantidad de gente que mueve, para bien y para mal. La ciudad es muy bonita. Muchas casas de piedra, edificios preciosos, historia en los muros y tradición Jacobea por cada costado. Y también gente por cada costado: Peregrinos reales, peregrinos con truco (coche escoba, comodidades...), peregrinos de palo y muuuuchos turistas. Sobretodo, claro, españoles venidos de todas partes de la piel de toro.

Lo que más gracia me hace de estos lugares es lo mística que se vuelve la gente en ellos. Y es que es bajar del autobús de un viaje programado y un montón de fervorosos creyentes entran en La Catedral a reverenciar todo lo que pillen. Si uno le pega un cocorotazo a una estatua, todos a pegarle cocorotazos en fila. Lo de menos, el por qué:

(en la cola)
- Dicen que da sabiduría.
- ¿Y no se pide un deseo?
- Ah, pues no se, pídelo por si acaso.
- ¿Y cuantos cocorotazos se dan?
- Digo yo que uno, ¿no? A ver.. veamos a este qué hace... Vaya, le ha dado tres.
- Pues nada, tres. Mejor, así pido 3 deseos, ¿no?
- ¡¡Eh, eh, que este le ha dado cuatro y le ha pasado la mano a la columna!!
- Oye, pues yo lo hago también, ¡no vaya a ser que me quede sin deseos!
- Ya podría la Biblia explicar las cosas estas claras, y no tanta parábola...

Esto sucede en el "Pórtico de la Gloria", obra maestra del románico, preciosa, uno de los monumentos más espectaculares de España, y que se encuentra tras la fachada barroca (principal) de la catedral. Por supuesto, nadie le hace ni caso al pórtico en sí y van directos a darse de cabezazos mágicos con la susodicha estatua.

 
Aqui vemos cómo pasa una persona del pórtico y va directo a buscar estatuas donde darse cabezazos... herencia del judaismo, supongo

Pero claro ¿cual? Porque la tradición es la de darle cabezazos a la estatua del Maestro Mateo ("O Santo Dos Croques"), el autor del pórtico, para que transmita su sabiduría. Pero claro, esa estatua se encuentra al pie del parteluz... pero en las espaldas al pórtico, y mirando al altar, de manera reverencial. En la parte frontal está Hércules (o Gilgamés), que como un día se harte de recibir cocorotazos que no le corresponden, no se yo qué va a pasar...

 
Aquí vemos a una ferviente peregrina dándose "croques" contra la figura que toca, la del Maestro Mateo

Después, el hecho se repite por cualquier parte de la Catedral. Si uno se apoya para ponerse bien el zapato, que se le ha salido, trescientos que van detrás lo imitarán, seguro, creyendo recibir así bendiciones para sus pies, o vaya a saber qué. Es el caso de la cruz que hay en La Puerta Santa (o puera de los Perdones), que se abre sólo en Año Santo Compostelano. Allí, en el marco de la puerta, hay grabada una cruz. La tradición manda (es un decir) pasar el dedo haciendo el símbolo de la cruz tres veces. ¿Para qué? Da igual. La cosa es hacerlo. Lo malo es cuando el de delante de la cola hace 4 cruces por si acaso. El de atrás las repite y ya partimos de 4 en vez de 3. Que aumente es sólo cosa de tiempo. Me imagino que al final de la tarde la gente debe tener un brazo de hierro de tantas cruces que habrá hecho. Ni en las quinielas, oiga...

Evidentemente, hay más lugares con rito. Está el Sepulcro de Santiago, donde (dicen) descansan sus restos junto a los de 2 discípulos (¿Cómo se llaman los discípulos de un discípulo? ¿Subdiscípulos? ¿rediscípulos? Una duda que me entró allí...), y está la imagen de Santiago a la que se le abraza para pedirle que interceda por uno ante Dios. Y bueno, ya que se está allí, pues se le pide algo. La eficacia ya es otra cosa... La selección Española ya vimos que fué antes de la Eurocopa.

Pero lo que realmente me hace gracia de todo este espectáculo es ver a un montón de gente seguir los ritos, tradiciones, jacobeas o no, sin saber por qué, ni de donde vienen, y lo mejor, de qué va todo eso. Y es que vale, es Santiago, ese santo tan famoso. Apostol y todo. Pero... ¿qué pinta Santiago en Galicia? Pocos creo que lo sepan. Y la verdad, mejor, porque como se enteren de la versión oficial de cómo llegó allí y se montó la juerga...

Vamos, que no es de extrañar que ahora intenten promover una ruta peregrina del "Santo Cáliz" entre Aragón y Levante, siguiendo la estela de la copa de la Última Cena, que al parecer, tenemos en Valencia (Visita recomendada, no ya por el Cáliz, si no por la preciosa capilla gótica donde se ecuentra). Total, el por qué es lo de menos, lo que importa es "el camino". Pues ale, a caminar.

Ya seguiré contando... Dudas y sugerencias, en la seccion de "comentarios" que ya podríais usar...

A unas 5 personas les dio por comentar.

lunes, 26 de julio de 2004

Libros coleccionables, para colorear...

Acabo de leer en el periódico que la Consellería de Educación de la Comunidad Valenciana decreta que los libros de texto no se cambien en cuatro años.

Me parece una idea muy buena a priori, por aquello de ahorrar el gasto en libros que en septiembre siempre asola a los padres de más de un niño de edades consecutivas. Y es que se va una pasta en unos libros que normalmente cambian un poco el diseño, dos fotos, y un par de renglones "actualizados" en el caso del que se puede actualizar... porque claro, me dirán a mi que se "actualiza" en matemáticas, lenguaje o en música, por poner unos ejemplos...

 
Mira, este si podrían ir actualizándolo...

Lo único que me hace entristecer de la noticia es que ahora no se saldrá impune de la maravillosa tarea de "redecorar" los libros de texto que tantos niños emprendimos en las aburridas clases de nuestra enseñanza pública. Esas fotos retocadas con bigotes, rayos laser que les salían de las manos, gafas postizas y díentes mellados; esos subrayados psicóticos con fosforescentes hasta llegar a cubrir la página entera (siempre había 1 que era totalmente amarilla); esas hojas arrancadas para vaya usted a saber qué... Esas obras de arte, collages fruto de la "reutilización" de materiales, ya no serán tan bien vistas. El hermano pequeño puede acordarse muy mucho de su antecesor colegial, ya que dudo bastante que lo observe como oportunidad de redondear esa obra completando las fotos y hojas todavía desaprovechadas.

 
Esta foto, por ejemplo es muy propicia para "redecorar"... 

Eso sí, lo importante sería saber si esos libros se actualizan todos "a la vez" el mismo año de los 4, o si se actualizan según les da la santa gana. Más que nada por aquello de no andar fastidiando con datos de historia reciente, que en 4 años la visión de la vida cambia mucho... Además, ¿y si entre sus hijos se llevan 4 años? Pues la ha fastidiado usted, amigo. Dese prisita, dese prisita, y si quiere más de 2, hágase un planing para que por lo menos al de enmedio le coincidan los libros del primero, o al último los de el del medio. Si consigue cuadrarlos todos en los 4 años, tiene usted mi admiración.

Pero claro, lo que me llama a mi la atención es la periodicidad del cambio: 4 años. Curioso. Justo el tiempo que dura una legislatura... Está claro que, ahora ya demostrado, la historia, la escribe el vencedor...




A unas 5 personas les dio por comentar.

sábado, 24 de julio de 2004

Freak Naranja escribe fino, Freak cristal, escribe normal... 2 escrituras a elegir, Freak, freak, freak freak freak...

Bueno, actualización sin venir a cuento, pero es que me ha hecho gracia la frase.

 
Mirad chicos, todo un mundo audiovisual se abre a nuestros pies!

Diálogo entre coordinadora de guión (C) y guionista (G), que se tiene que ausentar un par de semanas:

G: Pues en estas 2 semanas podrías poner a uno de los becarios para que os eche una mano en mi lugar.

C: Sí... uhm, podríamos poner a (Fulanito)... que debe ser un freak... el otro día le vi leyendo un tebeo.

Apasionante!!

No se qué me da más risa, si el que, por leer un cómic seas freak, o que decida que el más apropiado para sustituir como guionista, debe ser freak. Por ambas partes, me maravillo...

Pues nada, eso!

A unas 2 personas les dio por comentar.

viernes, 23 de julio de 2004

Y llega la ola de calor...

Bueno, ayer no actualicé el post y ya me crea cargos de conciencia. Y eso que no tengo ni idea de si alguien sigue esto con cierta regularidad... Evidentemente no puedo esperar que todo el que entra comente algo, porque yo no comento en ningun blog, fotolog o demás que visito. Es la gracia de Internet, ver sin saber que ves, supongo...

Prometí que hablaría de Compostela pero voy a dejarlo para un poco más tarde, que hoy tengo jaleo y no me daría tiempo a escribirlo como quisiera. El lunes, como muy tarde ¿Vale?.

Hoy me gustaría hablar de la esquizofrenia.

Ayer, viendo la televisión con mi compi de piso, flipaba viendo a los padres de una de estas famosas de concursos de casas encerradas. Pero más que con ellos (al fin y al cabo ellos darán mientras les permitan dar, para eso están) flipaba con el público, con la gente de la calle, y con los telespectadores. Y diréis... ¿Qué tiene que ver esto con la esquizofrenia?... Bueno...

En una clase de Narrativa Audiovisual tratamos un día el tema de la esquizofrenia como característica del discurso postmoderno en los medios audiovisuales. Yo lo veo sobretodo en televisión, y más en la telerealidad esta que nos venden. Consiste en aislarse absolutamente de las bases y pautas de nuestra vida habitual y centrarse en la vida y situación, en un instante sin límite, de los protagonistas de la televisión. Es lo que sucede cuando, por ejemplo, cuando algún concursante dice algo y salta la gente a gritar, a insultarle, a decir burradas, a actuar como si, por ejemplo, Fulanito se coma el fuet a oscuras en ese concurso sea la cuestión vital que rige nuestras vidas. Y pasa. Pasa de tal manera que el efecto no se queda en la salita donde vemos la televisión. No. Dura incluso hasta que la gente sale a la calle e insulta a esa gente, o la odia o ama con extremos.

 
El hombre este parece que tenga unas gafas de esas de coña con nariz y bigote incorporados ¿Verdad? Bueno, uno de los que causa esquizofrenia por T.V...

¿Cómo puede ocurrir eso? Ciertamente, es una esquizofrenia interesante de observar. Y es que sólo hay que ver ciertos programas, en los que tertulianos o colaboradores, al igual que público que llama por teléfono u opina en plató, gritan, chillan, se desgañitan, pelean y se insultan por cuestiones absurdas, nimias y que ni siquiera dentro de la vida personal del protagonista, deberían ser trascendentales. Me sorprende incluso que esa gente (espectadores) no tenga problemas más graves de los que preocuparse. Pero es que al estar en televisión todo cambia. Tenemos un sentido de la gran tragedia griega metido entre ceja y ceja, en la que cuando uno aparece en la pequeña pantalla, debe pelear por su cuota de protagonismo y razón (aun sin tenerla) como si la vida dependiera de ello. Y el motivo no importa. Simplemente, estan viviendo un personaje que vive por eso.

El extremo está ya en gente que apareció recientemente como "presidente del club de fans de" que iban a los programas a insultarse con otros "presidentes" en lugar de los protagonistas, e incluso obviandolos.

En fin, la esquizofrenia, una enfermedad televisiva que los "artistas" de la televisión utilizan con éxito en la mayoría de la programación, y de la que todos, en algún momento, hemos sido partícipes. ¿O no?


A unas 3 personas les dio por comentar.

jueves, 22 de julio de 2004

With No Direction Home, Like a Rolling Stone...

Y ya llegó el sábado, último día de conciertos, que amaneció más bien tarde ("TratadearrancarloCharly" al parecer andaba más tranquilo y sólo bramó un par de frases) y que tras una segunda visita compostelana, se encauzó de cara a llegar pronto a los conciertos. Bueno, pues no nos perdimos al telonero, una vez más, pero había sorpresa.
Al ir acercándonos al recinto y tras esquivar 300 puestecillos de camisetas cutres (de las que compré 1, claro) de estas que en 3 lavados ya no la tienes, empezamos a oir una cancioncilla que me dijeron, era de Amaral... cantada con voz femenina. Bueno, pues será que Gary Jules, el telonero, es telonera, y le hace un homenaje... pero suena raro...
Pues efectivamente, cruzamos la puerta, y vemos que quien está encima del escenario es Eva Amaral, sola, absolutamente sola, con una guitarra (que por cierto es casi igual de grande una guitarra que ella) y dispuesta a enfrentarse con un público que venía a ver a Bob Dylan, The Corrs y Echo & The Bunnymen... Bueno, a los que venían por The Corrs les haría mucha ilusión, seguro.


Eva Amaral, vocal suplente

Pues nada, al parecer Gary Jules, que después contó que venía de un viaje de 17 horas o más, se retrasaba por la desaparición de varias maletas con los instrumentos de su equipo. Así que la organización echó mano a la improvisación y propuso a Eva Amaral, que venía como espectadora (de vacaciones) participar. Pero claro, Juan (el otro) no está con ella. Así que se viene sola, y con su guitarra, hace una actuación breve pero que sorprende a todos los asistentes. A los que les gusta, por el regalo inesperado. A los que nos manteníamos indiferentes, por tener el valor de salir ahí sola, soltar ese chorro de voz, y hacerlo genial. A sus detractores, porque no sabían qué motivos dar para su opinión. Realmente impresionante, la verdad. Conectó perfectamente con el público y tras varios guiños acabó haciendo cantar a todo el mundo sus éxitos, tan machacados por la radiofórmula del país. Será por fiesta, vamos... Después la encontramos disfrutando del concierto de Dylan, entre el público, que no paraba de pedirle fotos y autógrafos.

Tras la sorpresa de Amaral ya vino Gary Jules...


Gary Jules, tiene pinta de majete y de tomar pintas como un campeón.

Gary Jules, totalmente desconocido para mi, y creo que para la mayoría, vino acompañado de un amigo con rastas, ambos con la guitarra. Se disculpó por la desaparición del material de su banda, cosas de aeropuertos, y que le impedía ser acompañado por su teclista y demás gente. Concierto de estilo cercano al cantautor folck-rock, muy apropiado para acompañar a Dylan. Eso sí, lo de intentar hablar en español y acabar diciendo cosas como "Hemos llegadou ahorrita mismo" o "hemos viajadou 15 horas en aerroplano y 4 en carrito" restó muchos puntos cool (que llaman algunos) y nos hizo recordar al Aznar-Tejano tan triste. Pero bueno, el chaval era majete, y por esperar un poco más a Dylan, no pasa nada... Y de pronto, cuando aún era de día, con más de 20.000 personas y hasta don Manolo (Fraga) contemplando... Llegó Dios.


Robert Zimmerman con su clásico sombrero.

Bob Dylan apareció tras una presentación con voz en Off, acompañado de su banda, y dirigiéndose a su teclado sin hacer el más mínimo gesto de saludo al público. Su trayectoria se lo permite, pero un público que ya había vivido el fiasco de un dinosaurio con Lou Reed no se lo iba a dejar fácil. Tenían que convercerles. Tardó 10 segundos, los que necesitó para hacer una señal a su banda (maravillosa) y empezar la primera canción. Todos ataviados con un sombrero Cowboy, tocaban a las ordenes de un Bob que ejercía desde su piano como director de una orquesta apabullante. Pasaron por todos los géneros en los que Dylan se ha movido en sus 63 años: Folck, Blues, Rock, Rithym and Blues... daba igual, todo sonaba impresionantemente en sus manos. Su voz soltaba unas letras cambiadas, versioneadas, alteradas como siempre ha hecho Dylan en sus conciertos, mientras el público cantaba lo que podía, moviéndose como posesos. Cuando he sabido que Fraga había estado en ese concierto, el imaginarmelo bailando (era inevitable no hacerlo) me vuelve loco... Al final, varios clasicos (Mr Tambourine man, All along the Watchtover, Like A Rolling Stone...) un bis de media hora, y un público lóco por este bajito que toca la armónica. Un genio. Despedida, aplausos, saludos al público por parte de toda la banda y Dylan deja el escenario para algo incomprensible... The Corrs...


Y seguro que los padres son super feos...

Incomprensible porque aún no entiendo qué pintan The Corrs en un cartel de festival como este... Pero bueno, a ver qué hacen. Pues bien, lo previsible. Salieron, dieron saltitos, cantaron todos sus éxitos supermachacados por los medios, y animaron la libido del respetable, que oiga, siempre tiene su aquel. Por lo menos los 3 cuarentones intentando evitar la evidencia que teníamos delante lo disfrutaron. Hasta uno estuvo a punto de caerse bailando al estilo Lina Morgan (no sabemos si adrede o no.. creo que no). A ver. Está la cantante que canta muy bien, es muy alegre (tipo Heidi) y da saltitos por el escenario. Después su hermana violinista (teñida de rubio) que al final cansaba ya con el violín de narices, siempre tocando lo mismo. El hermano, que las cámaras de proyección de video para el público ignoraba, y que tocaba la guitarra (aunque el guitarrista solista era otro, uno profesional) o los teclados (aunque era un poco música del PT-10 que todos teníamos en casa de pequeños, y había otro teclista profesional en el escenario, a la vez). Y por último, la hermana chunga. O eso digo yo que será. Porque vale, la ponen en una especie de batería, pero es que al lado (mas bajo, y poco iluminado) hay un batería profesional que lleva toda la percusión de las canciones. ¿Entonces? Pues nada, la niña toca un pandero. En serio. Eso y un tubito con piedras que hace un ruido así como "Tchass.. tchass" para acompañar. ¿Y para eso montan el paripé de la batería esa con tambores y platillos? Pues sí, para que la niña no se sienta inútil, digo yo. Al final, en alguna canción tocaba un super bombo también. Y cantó, una vez, y va y se equivoca. Resumen:¡Vivan los hermanos prodigio! Aquí todos valen, como en la familia Aragón, vamos. Frase de la noche: "Estamos emocionados de tocar aquí en Santiago, una ciudad católica". En fin, momento 40 principales-Cope del día. Todo programadísimo, concierto comercial sin pie a la improvisación ni la sorpresa, y pasamos al último del Festival: Echo & The Bunnymen.


Aquí está Echo (Ian McCulloch), y el de detrás es un Bunnymen. ¿Esperabais modelos del Playboy?

Una espera laaaarga y aparece la banda. Ian McCulloch sale con gafas de sol (era la 1 de la madrugada) y un cigarrillo en la mano y empiezan a tocar. Mientras, la gente, que o bien no conocía a la banda, o bien venía por ver a Dylan, o bien llevaba 3 días aquí, como yo, empieza a abandonar el auditorio. Un grupo que fué de culto, que resucitó hace menos de una década, y que intentó entretener a los restos de la noche. Grandes éxitos en su repertorio y una versión de Take a Walk on The Wild Side que reparaba en cierto modo la falta que hizo Lou Reed al no tocarla.
No voy a mentir, estaba muy cansado ya a esas alturas y el día siguiente prometía duro para volver, y el lunes trabajar, así que me fuí de allí relativamente pronto.

Y así fueron estos 3 días de conciertos. Mañana postearé (si me da tiempo) mis experiencias en Santiago ciudad, y toda su tradición Jacobina.

Por cierto, podéis dejar comentarios eh, que no muerden!

A unas 1 personas les dio por comentar.

miércoles, 21 de julio de 2004

The Spiderman Is Having Me For Dinner Tonight...

Bueno, y llegó el segundo día del Xacobeo... Eso sí, la mañana empezó con el lamentable espectáculo de unos gallegos borrachos en las tiendas de campaña de enfrente, a las 8 de la mañana, que llegaban de fiesta, chillando y eimitiendo sonidos guturales o frases supuestamente graciosas como "Trata de arrancarlo, Charly"... Más de 100 veces. Tras superar los impulsos de asesinato, tomamos el día para descansar perramente y nos dirigimos por la tarde a la zona de conciertos. Tocaban Muse, Lou Reed y The Cure. Y esta vez sí llegamos a oir al grupo telonero: Starsailor.


El cantante tenía cierto parecido con Chris O´Donnell.

Starsailor es un grupo con ganas y que animó sobretodo a las féminas que empezaban a llenar el anfiteatro, por aquello tan simple de "estar como un queso". De hecho, detrás nuestro había un grupo de fans de Muse que cada vez que decía "Gracias" le respondían a gritos "Las que tu tienes!!"... Musicalmente, nada especialmente llamativo, pero un final de canción en el que añadieron un cover de U2 les hizo conectar con el público. A ver que tal continuan..

Tras Starsailor vino ya el primer plato de la noche: Muse.


Mr.Excesivo Bellamy en acción...

Bueno, pues al parecer Muse era uno de los conciertos esperadísimos, puesto que la cantidad de camisetas (todas iguales excepto el color) del grupo que llevaba gente por ahí era inmensa. De hecho, las 4 fans de detrás tenían cada 1 la suya, y chapitas, por supuesto. Bien, apareció Matthew y el delirio. Este hombrecillo que compone, canta, toca la guitarra y aporrea los teclados en un mismo grupo, junto a 2 compis, vuelve loca a la multitud. Pues bien, no entiendo todavía el por qué. Quizá es lo mismo que me pasa con Chemical Brothers, que tienen gracia, pero a la larga el chiste cansa. Y es que sí, Muse tiene una canción muy chula, vale, pero se empeñan en tocarla durante todo el concierto. O eso o yo no me entero. Los discos no los puedo digerir seguidos, y en concierto, igual, me resultan repetitivos, excesivos, cansinos y sobreactuados. La misma guitarra explotada al límite, el mismo grito de lamento estirado, los teclados en modo escalera de teclitas ejecutada rápidamente, y así una tras otra... En algunas abandonaba Matthew su guitarra para ponerse al teclado. Otras, ante la imposibilidad de tocar ambas cosas a la vez (seguro que lo ha intentado, seguro!!) suena el teclado sin que haya nadie a su lado (misterios pregrabados...). Y el hombrecillo con su gabardina fashion blanca con solapas se pasa la guitarra por la espalda, el cogote, la frente, los pies, y da vueltas en el escenario. Pues bien, eso. Me alegro por sus fans porque al parecer se divirtieron mucho, pero ya va el segundo concierto que me trago de estos y me quedo con la misma sensación: "¿Esta no la tocaron antes?... ¿y... otra vez???".

Tras Muse, bocadillo de jamón lamentable comprado en el albergue (¿Por qué un sitio que se supone es para pobres peregrinos cobra 3 Euros por un bocadillo de pan de arena de mierda y 2 lonchas transparentes del peor jamón del país?) y morir de envidia al observar a nuestros vecinos de enfrente papearse unos entrepanes de aupa, caseritos y majos, vino Lou Reed. Aún era de día.


Lou Reed prometía pasar un Perfect Day... pero no..

Y salió Lou, con camisa y chaquetita de capucha oscuras, y unas gafas de leer. Sí, de leer. Y es que el hombre tenía a sus pies 2 pantallitas TFT a las que miraba alternativamente mientras cantaba su repertorio. La edad no perdona. Ni la heronina, claro. Bien podría haberse puesto "Lou Read" por esa noche. Bueno, en eso no cambió mucho lo de sustituir a Bowie por Lou, ambos necesitan tener la letra cerca de sus canciones por sus coqueteos narcóticos. El problema es que Bowie hubiera cantado sus éxitos, y Lou se dedicó a tocar canciones que nadie conocía. Ni el, supongo, y de ahí las pantallitas.
El sonido era pésimo, se escuchaba su voz (no precisamente maravillosa a estas alturas) por encima de toda la banda, y se dedicó con sus muchachos a jugar a "somos novatos" con las guitarras, en un estilo ruidista y de principiante. Espetó un "I love you" al público al principio, pero después lo dejó abandonado en un montón de temas desconocidos. Una pena. Sólo al final se estiró con un bis en el que aparecieron Sweet Jane y Perfect Day, que por fín engancharon con la gente, coreando y acompañando, pero era ya el final. Demasiado tarde. Y de Take a Walk on The Wild Side no hubo noticias. Una decepción, la de Lou, que esperemos no se repita en el Festival de Benicassim, en el que también encabeza cartel...

Y tras la decepción... el delirio: The Cure.


Robert Smith, más él que nunca... y no sólo por el peso..

El aforo estaba completo. Las entradas se agotaron una semana antes para este día. Más de 30.000 personas esperando... Y la banda de Robert Smith no defraudó. Es más, nos hizo gozar como nunca. La atmósfera que crea es tan envolvente que no necesitan ningún tipo de efectismo sobre el escenario para atraparte. Sólo su banda, sus pelos cardados, su maquillaje, esos ojos hipnotizantes, y sus movimientos suaves y pausados a traves del escenario para saludar con las manos en el pecho a su público, dejarse fotografiar, o hacer él mismo fotografías con una cámara digital a los fans bastaban para hacerse con el título del mejor concierto del Festival. Y como no, su música. Una maravilla perfectamente desgajada en una hábil combinación de grándes éxitos con temas más personales o de su último disco. Como decían algunos, "las tocó todas". Y es que en las más de 2 horas de concierto (con 3 bises) pasó por toda su discografía, y no se dejó ningún clásico por ofrecer. Si es que no son ya todas sus canciones clásicos. La magia de Lullaby, el lamento de Pictures of You y el subidón adrenalínico del bis protagonizado por Close To Me, Friday I´m In Love y Boys Don´t Cry dejaron a un auditorio extasiado, que al día siguiente aún comentaba por las gradas la maravilla que The Cure nos había ofrecido.

Es ya el segundo concierto que veo del grupo (El primero fué en el FIB), pero sin duda, ha sido el mejor. Y es que en Benicassim hicieron un concierto basado en caras B, temas desconocidos, y sólamente al final un bis con In a Forest y Boys Don´t Cry. Evidentemente, la gente se quedó defraudada, y sin saber qué había pasado allí (No es lo que se espera uno en un festival, la verdad). Pero esta vez era lo contrario. Y además, la banda no dejaba de mostrar su entusiasmo ante la respuesta del público, abrumadora y enamorada de esa voz prodigiosa, esa atmósfera gótica, y toda la calidad que desprende por los poros ese grupo que muchos pensaban no iba a ser igual tras su separación. Pues se equivocan.

Y casi a las 3 de la madrugada, volvimos al camping a descansar para ver, al día siguiente, a Gary Jules, Bob Dylan, The Corrs y Echo & The Bunnymen. Ah, y la sorpresa de... Eva Amaral... Pero eso, es otra historia....


A unas 1 personas les dio por comentar.

martes, 20 de julio de 2004

Que Público Talentoso!

Bueno, ya he vuelto de los Conciertos del Nuevo Milenio, que es como han llamado al festivalín musical que se han montado los chicos del Xacobeo 2004 allí en Galicia. Para hablar con criterio de las 3 jornadas he pensado en hacer un post por cada una de ellas. También uno, a parte, con la experiencia Compostelana, que no era muy religiosa pero sí hay cosillas que me llaman la atención en esa ciudad...

Llegar, llegamos el miércoles por la noche, con la interesantísima aventura de montar una tienda de campaña de noche, a oscuras, con las luces del coche como ayuda, y una linternita Duracell que regalaban con las pilas. Pero los conciertos comenzaban al día siguiente, jueves, y el cartel era el de Lilith, The Darkness, Iggy Pop & The Stooges, Massive Attack y Chemical Brothers. Y eso era sólo el principio....

Lo primero que tengo que decir es que el auditorio del Monte Do Gozo de Santiago es IMPRESIONANTE. No ya por su tamaño o capacidad, si no por su confortabilidad, prestación y sobretodo comodidad. Era un anfiteatro al estilo de los de la grecia clásica, con sus asientos de cemento en hileras con suficiente separación entre ellas como para el paso sin problemas de 1 persona. Y en el centro, un semicírculo para la gente que quisiera verlo a pie de escenario.


Aquí podéis ver una foto un poco pequeña, pero que puede dar una idea...

La cuestión es que, al estar el escenario en la parte baja, y disponer de sitio más que suficiente entre fila y fila, la visión era perfecta desde cualquier punto. Y de capacidad, pues llegaron a haber más de 30.000 personas suspirando por The Cure a la vez, así que hacéos una idea..

La cosa empezaba a eso de las 19 horas, con un sol radiante y un calor espantoso, con Lilith, una telonera de la que nunca oí hablar y de la que sigo sin oir hablar, más que nada porque cuando entré en el recinto, había terminado su actuación (Sólo era de media hora). Tras pasar el típico control en el que te hacen quitar el tapón de la botella de agua, y sacarse uno de repuesto del calcetín (uno ya es perro viejo en estas lides) entramos en el auditorio. Lo primero: Barras de bar. Lo segundo: Un tenderete con camisetas y demás zarandangas de los grupos del día. Camisetas a 30 euros o más, tranquilamente, y mecheros o llaveros a precios en proporción a ese baremo. Sí, efectivamente, a mano armada... Evitando la tentación, uno ya se metía en el entramado de gradas del anfiteatro y cogía sitio para ver al siguiente grupo: The Darkness.


Con estas pintas van los tios duros de The Darkness..

Esto son un grupo heavy de Reino Unido que saben perfectamente como levantar aun público todavía apoltronado por el sol y el calor y que no sabía muy bien qué venía ahora. Pero con guitarras, mucha caña (en un barco de colegas...)y un Justin Hawkins convertido en todo un hombre espectáculo a la más pura tradición británica (como el gran Freddy) acabaron siendo coreados por todo el público. Un gran grupo, con muy buena música, un directo más que potente y un futuro muy prometedor. En mi caso, la mayoría de las canciones las conocía, pues uno se instruye antes de ir a conciertos, pero para los neófitos fué exáctamente igual de disfrutable. Un servidor acabó comprando una camiseta y todo, para que voy a contar... Además, el momento gritito (el cantante se caracteriza por los falsetes en la voz, típicos del buen Heavy) con el público haciendo como una boca con la mano al más puro estilo marioneta fué inenarrable...

Cuando ya estábamos todos envalentonados y lanzados a guitarrazo limpio, apareció Iggy Pop y su mítico grupo de inicio: The Stooges.


El abuelo marchoso...

Este hombre, sencillamente, es una máquina. Ya no por llegar a esa edad (57 tacos) y seguir dando guerra en los escenarios, si no por darla de esa manera. Gritando como un chaval, dando botes, ofreciendo mil gestos de su repertorio, espetando un "Fuck!!" en cualquier ocasión y sin venir a cuento, y metiéndose al público en alguno de los minúsculos bolsillos que tiene su pantalón de pitillo (única vestimenta). En un momento dado, invita al público a subir al escenario en mitad de una canción, y ante el pasmo de los de seguridad, tras un momento en el que hasta los propios fans no se pueden creer la invitación, suben una veintena de personas que empiezan a cantar a gritos y empujones junto a Iggy, hacen réplicas de la guitarra junto a The Stooges, con sus manos, o de batería virtual en el aire, dan botes, chillan y se hacen fotos o graban con cámara de vídeo pegando su cara a la de su ídolo. Y este les pone caras, les abraza y les hace cantar como el padre del punk que es. A todo esto, cuando ya bajan del escenario la veintena, tranquilamente, Iggy lanza la frase mítica de la noche: "Que Público Talentoso!"... Permítidme pero es que Iggy es EL PUTO AMO. Y sí, "Now I wanna be your dog", por supuesto... Musicalmente, arrollador, tanto por su parte, como del más que eficaz grupo que aún hace botar a más de 20.000 personas. Eso sí, los parecidos de los guitarristas con Javier Coronas (Lo + Plus) y J.M.Íñigo (Carta de Ajuste) nos hicieron echar algunas risas en esa fiesta punk.

Tras el ecuador y la puesta de sol: Massive Attack.


Esta es la base del grupo, aunque se metamorfosean con más cantantes...

Massive Attack ya llevan años en el escenario, y no era la primera vez que los veía (la anterior fué en 1999) aunque sí la que más me han gustado. Y con diferencia. La incorporación de voces a la música de la banda era perfecta, pasando desde voces más oscuras y graves a susurros y agudas. Dos chicas (una de color) y 3 hombres(2 de color) fueron turnándose para llenar el Monte Do Gozo de una música preciosa, a veces suave, a veces movida, siempre de calidad, que caracteriza a la banda. Un gran concierto con muchísimos seguidores entusiasmados en la grada, y esperando al que iba a ser el colofón de la noche: The Chemical Brothers.


El mundo de Wayne, el mundo de Wayne, marcha marcha....

Lo de estos yo no lo entiendo. Vale que su música es pegadiza, vale que en un momento dado, te hace moverte, hasta llegar a ser un orangután triposo, si quieres, pero... ¿No es ya demasiado el cuento de esta gente? Permitidme ser tan crítico, pero aquí uno los viene oyendo desde 1998, en ya (con este) cuatro conciertos, y os juro que siempre es el mismo. Exáctamente. Empieza la cosa con el Hey Boy Hey Girl, continua con el Rocking Beats y ale, 2 horas de música en lata exáctamente igual que la anterior. ¡Y es que hasta las proyecciones de vídeo que les acompañan son las mismas! Pero nada, ahí donde van, más de 20.000 personas gritando y moviéndose con espasmos musicales. Pues nada, que uno debe ser rarito. Aunque yo entiendo que en todas las ciudades debe haber más de 20.000 bacalas escondidos, que en cuanto les ponen algo de "tchunda tchunda" con más calidad que en la cutredisco del lugar, pues se emocionan... porque si no... no se... Yo aguanté 2 canciones, en cuanto vi que era lo de siempre, a dormir que venían días de gloria y era mejor ir descansado.

En fin, hay más anécdotas, como la del "Iggy Pozí" que pululaba por la grada (un trashunto de Iggy Pop por aquello de ir sin camisa, con vaqueros de pitillo, ser escuálido y pintarse los ojos, y de Pozí por la cara que tenía, que era clavaico), pero ya las contaré en la galería de freaks de cada día...

Y mañana... Starsailor, Muse, Lou Reed y The Cure... ¡Ale!



A unas 3 personas les dio por comentar.

miércoles, 14 de julio de 2004

Xacobeo dintei

Hoy voy al Xacobeo.

Sí, lo normal es hacerlo a pie o caballo (siempre me hizo gracia esta opción) o incluso en bici, durante por lo menos 100km (200 en lo que no sea a pie) y con actitud religiosa. Pero bueno, la cruda realidad es que voy en coche. Eso sí, es un Micra, que es tan cómodo como ir a caballo o en bici, me da a mi, y la actitud religiosa si que la llevo: Bob Dylan, Lou Reed y The Cure no merecen otra cosa. Y bueno, Dylan toco ante el Papa, así que algo quedará ¿no?.

La idea es acampar en el Monte Do Gozo, que es un complejo vacacional donde también está el recinto de conciertos. Sí, suena extraño, pero debe ser descomunal. Por lo menos eso me ha dicho gente de allí, ya veremos, ya os contaré.

La verdad es que el viaje está un poco improvisado, y tiene pinta de que vamos a tener que ir planeando todo sobre la marcha. En principio, los horarios de los conciertos son lo único seguro, pero con la experiencia que tengo yo en estos saraos, si eso es lo más seguro que tenemos, vamos listos. En estos eventos siempre hay retrasos, cambios de horarios y demás zarandangas. Eso sí, por lo menos hay sólo 1 escenario, y no vamos a tener que ir montando cábalas para ver lo que uno quiere ver: aquí te lo ponen todo, uno tras otro, desde las 19 hasta las 3.

Y esta es la principal diferencia que tiene el festival de música del Xacobeo con, por ejemplo, el FIB (Festival de Benicassim). Allí también son 3 días (4 si cuentas fiesta presentación y 5 con fiesta despedida de la playa) pero desde las 4 de la tarde hasta las 8 de la mañana, con 4 o 5 carpas funcionando a la vez, y una oferta musical abrumadora que, la verdad, desquicia y atrae por partes iguales. Desquicia porque sabes que te estás perdiendo algo en alguna parte que va a ser fenomenal (o lo peor, ignoras a un grupo que años después -normalmente ese mismo año- pasa a ser de tus favoritos) Y atrae porque siempre tienes la posibilidad de dejar ese concierto que creías que estaba fenomenal e irte con la música a otra parte (Liam Gallager, tu sabes de que hablo...). Además, es un festival, hay muchas más actividades, y si te vas antes de tiempo a casa, pues no pasa nada, que mañana más habrá...

Pero esta vez no. Esta vez hemos ido a ver los "conciertos" y no se mueve ni Dios. Tengo curiosidad por ver cual es el ambiente, el típo de público, la actitud frente a la propuesta... ¿La gente será incondicional del cantante, o como en el Festival, se mezclarán los grupis con los que pasaban por ahí, o los que van por oir al mito? Desde luego no estarán los "festivaleros", gente que va por ir, por beber y vivir la fiesta, o no entiendo que estén. De hecho, el alojamiento corre por cuenta propia, y eso limita mucho. Ya veremos, ya os contaré.

Al que me gustaría ver es al individuo que cada año me encuentro en el FIB (el último no lo vi), borracho y contento como él solo, acompañado de algunos colegas que charlan y hacen el tonto, y que al finalizar cada canción del grupo que esté sonando grita aquello de "Apoteósico!"... A lo mejor lo grito por él.

A unas 0 personas les dio por comentar.

martes, 13 de julio de 2004

Al principio sólo estaba el Caos...

Bueno, permitidme una pequeña cita bíblica como principio de esto. Me recuerda al chiste que siempre cuenta mi padre sobre los economistas y los ingenieros. Evidentemente, él es ingeniero (mi hermana economista). La cosa es que se encontraban 2 individuos, uno de cada profesión, discutiendo sobre quien estaba primero en el universo, si los ingenieros o los economistas (vamos, las típicas discusiones que sólo se le ocurrirían a un ingeniero). El ingeniero argumentaba que

- Evidentemente, los ingenieros, porque esta claro que Dios, que era el primer habitante, era un ingeniero que planificó todo el universo y demás.

Y el economista replica:

-Sí, Dios será ingeniero, pero ¿Qué dice la Biblia?: "Al principio sólo estaba el caos"... y.. ¿Quién creo el caos...? ¿Eh?

En fin... No es que sea desternillante, pero siempre me hizo gracia. Puede ser porque suelo naufragar en el mar de la economía y finanzas. Cosas mias... eso sí, la aversion a los señores de traje y corbata no ayudan.

Bueno, espero que este blog sirva para algo, aunque sea de función catárquica, para comentar cualquier cosa que se me pase por la cabeza, de vez en cuando. No es que tenga una vida más interesante que otra, desde luego, pero espero que mi visión sea por lo menos curiosa.

Aunque me gano la vida escribiendo, no tiene una función literaria, más allá de la costumbrista o la epistolar. Es decir, voy a contar lo que me pase por la cabeza pero sin intención alguna. Si os gusta, genial. Si no, pues lo siento vaya. Habrá días mejores que otros!!

A parte, espero postear alguna que otra foto que vaya haciendo, aunque la falta de tener un escaner cerca me limita mucho los movimientos!!

Por ahora, lo dejo así, mientras pienso un poco en las posibilidades que me ofrece este espacio... que son muchas. Nos iremos leyendo por acá.

Espero actualizar periódicamente, de verdad...

A unas 4 personas les dio por comentar.