<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7617835\x26blogName\x3dKlaatu+Barada+Nikto\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://galahan.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://galahan.blogspot.com/\x26vt\x3d-6933320711491095302', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Comentarios, opiniones, crónicas y críticas en la vida de un ser humano que escribe. O algo así, que suene como interesante, si eso...

martes, 20 de julio de 2004

Que Público Talentoso!

Bueno, ya he vuelto de los Conciertos del Nuevo Milenio, que es como han llamado al festivalín musical que se han montado los chicos del Xacobeo 2004 allí en Galicia. Para hablar con criterio de las 3 jornadas he pensado en hacer un post por cada una de ellas. También uno, a parte, con la experiencia Compostelana, que no era muy religiosa pero sí hay cosillas que me llaman la atención en esa ciudad...

Llegar, llegamos el miércoles por la noche, con la interesantísima aventura de montar una tienda de campaña de noche, a oscuras, con las luces del coche como ayuda, y una linternita Duracell que regalaban con las pilas. Pero los conciertos comenzaban al día siguiente, jueves, y el cartel era el de Lilith, The Darkness, Iggy Pop & The Stooges, Massive Attack y Chemical Brothers. Y eso era sólo el principio....

Lo primero que tengo que decir es que el auditorio del Monte Do Gozo de Santiago es IMPRESIONANTE. No ya por su tamaño o capacidad, si no por su confortabilidad, prestación y sobretodo comodidad. Era un anfiteatro al estilo de los de la grecia clásica, con sus asientos de cemento en hileras con suficiente separación entre ellas como para el paso sin problemas de 1 persona. Y en el centro, un semicírculo para la gente que quisiera verlo a pie de escenario.


Aquí podéis ver una foto un poco pequeña, pero que puede dar una idea...

La cuestión es que, al estar el escenario en la parte baja, y disponer de sitio más que suficiente entre fila y fila, la visión era perfecta desde cualquier punto. Y de capacidad, pues llegaron a haber más de 30.000 personas suspirando por The Cure a la vez, así que hacéos una idea..

La cosa empezaba a eso de las 19 horas, con un sol radiante y un calor espantoso, con Lilith, una telonera de la que nunca oí hablar y de la que sigo sin oir hablar, más que nada porque cuando entré en el recinto, había terminado su actuación (Sólo era de media hora). Tras pasar el típico control en el que te hacen quitar el tapón de la botella de agua, y sacarse uno de repuesto del calcetín (uno ya es perro viejo en estas lides) entramos en el auditorio. Lo primero: Barras de bar. Lo segundo: Un tenderete con camisetas y demás zarandangas de los grupos del día. Camisetas a 30 euros o más, tranquilamente, y mecheros o llaveros a precios en proporción a ese baremo. Sí, efectivamente, a mano armada... Evitando la tentación, uno ya se metía en el entramado de gradas del anfiteatro y cogía sitio para ver al siguiente grupo: The Darkness.


Con estas pintas van los tios duros de The Darkness..

Esto son un grupo heavy de Reino Unido que saben perfectamente como levantar aun público todavía apoltronado por el sol y el calor y que no sabía muy bien qué venía ahora. Pero con guitarras, mucha caña (en un barco de colegas...)y un Justin Hawkins convertido en todo un hombre espectáculo a la más pura tradición británica (como el gran Freddy) acabaron siendo coreados por todo el público. Un gran grupo, con muy buena música, un directo más que potente y un futuro muy prometedor. En mi caso, la mayoría de las canciones las conocía, pues uno se instruye antes de ir a conciertos, pero para los neófitos fué exáctamente igual de disfrutable. Un servidor acabó comprando una camiseta y todo, para que voy a contar... Además, el momento gritito (el cantante se caracteriza por los falsetes en la voz, típicos del buen Heavy) con el público haciendo como una boca con la mano al más puro estilo marioneta fué inenarrable...

Cuando ya estábamos todos envalentonados y lanzados a guitarrazo limpio, apareció Iggy Pop y su mítico grupo de inicio: The Stooges.


El abuelo marchoso...

Este hombre, sencillamente, es una máquina. Ya no por llegar a esa edad (57 tacos) y seguir dando guerra en los escenarios, si no por darla de esa manera. Gritando como un chaval, dando botes, ofreciendo mil gestos de su repertorio, espetando un "Fuck!!" en cualquier ocasión y sin venir a cuento, y metiéndose al público en alguno de los minúsculos bolsillos que tiene su pantalón de pitillo (única vestimenta). En un momento dado, invita al público a subir al escenario en mitad de una canción, y ante el pasmo de los de seguridad, tras un momento en el que hasta los propios fans no se pueden creer la invitación, suben una veintena de personas que empiezan a cantar a gritos y empujones junto a Iggy, hacen réplicas de la guitarra junto a The Stooges, con sus manos, o de batería virtual en el aire, dan botes, chillan y se hacen fotos o graban con cámara de vídeo pegando su cara a la de su ídolo. Y este les pone caras, les abraza y les hace cantar como el padre del punk que es. A todo esto, cuando ya bajan del escenario la veintena, tranquilamente, Iggy lanza la frase mítica de la noche: "Que Público Talentoso!"... Permítidme pero es que Iggy es EL PUTO AMO. Y sí, "Now I wanna be your dog", por supuesto... Musicalmente, arrollador, tanto por su parte, como del más que eficaz grupo que aún hace botar a más de 20.000 personas. Eso sí, los parecidos de los guitarristas con Javier Coronas (Lo + Plus) y J.M.Íñigo (Carta de Ajuste) nos hicieron echar algunas risas en esa fiesta punk.

Tras el ecuador y la puesta de sol: Massive Attack.


Esta es la base del grupo, aunque se metamorfosean con más cantantes...

Massive Attack ya llevan años en el escenario, y no era la primera vez que los veía (la anterior fué en 1999) aunque sí la que más me han gustado. Y con diferencia. La incorporación de voces a la música de la banda era perfecta, pasando desde voces más oscuras y graves a susurros y agudas. Dos chicas (una de color) y 3 hombres(2 de color) fueron turnándose para llenar el Monte Do Gozo de una música preciosa, a veces suave, a veces movida, siempre de calidad, que caracteriza a la banda. Un gran concierto con muchísimos seguidores entusiasmados en la grada, y esperando al que iba a ser el colofón de la noche: The Chemical Brothers.


El mundo de Wayne, el mundo de Wayne, marcha marcha....

Lo de estos yo no lo entiendo. Vale que su música es pegadiza, vale que en un momento dado, te hace moverte, hasta llegar a ser un orangután triposo, si quieres, pero... ¿No es ya demasiado el cuento de esta gente? Permitidme ser tan crítico, pero aquí uno los viene oyendo desde 1998, en ya (con este) cuatro conciertos, y os juro que siempre es el mismo. Exáctamente. Empieza la cosa con el Hey Boy Hey Girl, continua con el Rocking Beats y ale, 2 horas de música en lata exáctamente igual que la anterior. ¡Y es que hasta las proyecciones de vídeo que les acompañan son las mismas! Pero nada, ahí donde van, más de 20.000 personas gritando y moviéndose con espasmos musicales. Pues nada, que uno debe ser rarito. Aunque yo entiendo que en todas las ciudades debe haber más de 20.000 bacalas escondidos, que en cuanto les ponen algo de "tchunda tchunda" con más calidad que en la cutredisco del lugar, pues se emocionan... porque si no... no se... Yo aguanté 2 canciones, en cuanto vi que era lo de siempre, a dormir que venían días de gloria y era mejor ir descansado.

En fin, hay más anécdotas, como la del "Iggy Pozí" que pululaba por la grada (un trashunto de Iggy Pop por aquello de ir sin camisa, con vaqueros de pitillo, ser escuálido y pintarse los ojos, y de Pozí por la cara que tenía, que era clavaico), pero ya las contaré en la galería de freaks de cada día...

Y mañana... Starsailor, Muse, Lou Reed y The Cure... ¡Ale!



A unas 3 personas les dio por comentar.
Comments:
Orynoko:
Una vez más, hoy me ha gustado mucho tu crónica, entre otras cosas porque yo también estuve allí ¡Que casualidad! no? El mundo es un pañuelo! kizas eramos vecinos de alojamiento o hasta nos sentamos en la misma fila! jeje! en fin! comparto tu opinion sobre los grupos que has descrito, estoy impaciente por leer el comentario sobre el concierto de The Cure, para mi gusto, fue el mejor...con diferencia.
Si tengo que elegir lo que mas me gustó de mi 1ª experiencia en un macroconcierto como este...me quedo por un lado con la oportunidad de oir grupos que ni siquiera conocia su nombre y ademas apreciar y gozar con su música y disfrutar de grupos que ya conocia pero que me han sorprendido muy positivamente, como es el caso de The Cure. Simplemente son geniales!!!
Ah! yo no compré camiseta porque eran demasiado caras para mi presupuesto, me conformé con una del camino de Santiago, con una flecha amarilla que indica el camino correcto (la izquierda, siempre la izquierda)jeje!
Hasta pronto Galahan, seguiré leyendote. Y quizas volvamos a coincidir en algún concierto o feria.
1 abrazo!
 
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
 
Vaya, no sabía que el sistema se chivaba de los comentarios que se borran... en fin, sólo era porque a la pobre Orynoko se le había repetido, no se alteren...
 
Publicar un comentario