<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7617835\x26blogName\x3dKlaatu+Barada+Nikto\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://galahan.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://galahan.blogspot.com/\x26vt\x3d-6933320711491095302', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Comentarios, opiniones, crónicas y críticas en la vida de un ser humano que escribe. O algo así, que suene como interesante, si eso...

martes, 22 de mayo de 2007

Las Cosas de Palacio: London Calling VII

La visita "real" de la que hablaba en el anterior relato del viaje se completó con los palacios londinenses en si. Los que estaban en la ciudad.

Pegadita al río se encuentra "La Torre de Londres", fortaleza ordenada construr por (como no) Guillermo I, allá por el año 1078. Servía de defensa de la ciudad en sus inicios, para poder establecer un reino como Dios manda (entonces era un dios católico apostólico aún). Luego, fue creciendo a lo largo de los reyes y dinastias para acabar como fortaleza turística en la que no vive ninguna de los Windsor.

Lo primero que sorprende al entrar es que... vale, hay una torre. Pero es como ir a la feria y llamarle "la olla loca", así, porque es lo que más mola y ya está. Porque ahí hay de todo: Torre, murallas, más torres, casas... Y todas, tienen su historia. O eso intentan sugerir.

Porque claro, la visita tiene su gracia pero te venden cosas muy rarunas. Por ejemplo, visitas a torres que están vacías y que, tras pasearlas por cuartos sin nada, tienen un panel con un vídeo para que te "imagines" lo que debía pasar allí. Y allí estás, en un cuarto vacío pequeño, de pie, viendo un vídeo de Laurence Olivier haciendo de Ricardo III. Y qué quereis que os diga, allí no te imaginas ni a Ricardo ni a su Kingdom ni al Horse. Pero bueno, por lo menos aprendes historietas.

Porque al final, lo más interesante de los castillos en este plan (el plan de: "no queda nada pero aquí iba una cama así como roja que...") es que te cuenten leyendas o historietas. Y en eso, este no defrauda. Si te esperas y coges un Beefeater (los guardianes de la torre, esos señores quasi-disfrazados, que cada X tiempo te hacen el recorrido turístico) te contarán varias. Pero si vas por tu cuenta, el castillo por si solo te cuenta, en concreto, tres leyendas o historietas:

1- La de los niños de la torre. Dos pequeños príncipes herederos (Los hijos de Eduardo IV: el rey niño Eduardo V y su hermano Ricardo, duque de York) que casualmente desaparecen estando bajo vigilancia de su tío Ricardo. Antes fueron convenientemente deslegitimados por artimañas varias para que ese tío pillara el reino, pero por si acaso, el hombre los guardó bajo llave allá por 1483. Era Ricardo III. Al parecer, este deforme rey habría mandado asesinar a los 2 crios. O eso se sospecha. El asesinato jamás pudo ser probado porque los cuerpos nunca aparecieron... en su momento.
Porque en 1674, durante unas obras de remodelación de la torre, aparecieron 2 esqueletillos de niños. O niñas. En unas escaleras. Se decidió que eran estos dos niños y se les hizo un entierro real. Y hale, una leyenda más que contar en el castillo.

Hay una sala en la que se puede votar y decidir quien mató a los niños. Dan 3 opciones: Ricardo III, Enrique VII (Su sucesor, el que le dió p'al pelo a Ricardo mientras pedía un caballo y que según dicen, podía haberlos matado para dar mala fama a Ricardo) o que los nenes habían desaparecido sin más. En fin, el juego era una tontería para ocupar una habitación, pero... ¿Y esto por qué no lo hacemos en España? ¡Molaría! Por ejemplo, en el Palacio Real:
¿Quien crees que fué el padre de Alfonso XII: a) El Rey Consorte Don Francisco de Asís, b) Enrique Puig Moltó, c) Francisco Serrano, d) Uno que pasaba por ahí, e) Una espora?...

La historia de los niños tiene su intríngulis, pero ya que estoy, recomiendo desde aquí seguir investigando en la interesante figura de Ricardo III y su leyenda. Sobretodo en la magistral obra de Shakespeare y ya puestos, en la también magistral obra de Al Pacino: Looking For Richard. Lean y veanla ya!

2- La de las mujeres de Enrique VIII: La más famosa: Ana Bolena, la segunda esposa (de seis) de Enrique VIII, a la que este, cual reina de Corazones, mandó decapitar. Al parecer, era una práctica habitual del divertido señor, que también practicó con Catalina Howard (la quinta esposa, que tuvo otras 2 Catalinas más, el hombre). La táctica en su vida fue: Casarse, repudiar (por capricho y por no darle varón), anular, romper con la Iglesia Católica porque el Papa no anulaba, casarse con la otra, repudiar decapitando e inventándose acusaciones, volver a casarse con otra, quedar viudo, volver a casarse con otra, anularlo, volver a casarse con otra, repudiar decapitando, volver a casarse con otra... y morir. Un crack.

Según dice la leyenda, el fantasma de Ana Bolena aún se pasea con su cabeza bajo el brazo. Vamos, que al fantasma... ¡se le va la bolena! (du du dum, chasss!)

3- La Conspiración de la Pólvora. Conspiración de unos cuantos católicos ante la asfixiante presión a la que les sometían por serlo, en un país anglicano y anti-católico, en plena época de Reformas y Contrareformas. Vamos, que casi tenían prohibido hasta respirar, los pobres. Así que se hartan y montan un plan: Volar el parlamento con pólvora desde sus catacumbas, justo el día de apertura en el que van hasta los Reyes (Jacobo I - O Jaime... o vamos, James). Y así, montar un gran caos. Lo malo es que les pillan el plan chachi y les dan para el pelo (decapitados, quemados... ya sabeis).

El personaje principal del rollo es Guy Fawkes, al que pillan con las manos en la pólvora y al que se recuerda cada 5 de noviembre en una bonita fiesta. No falta el típico humor inglés que dice que Guy ha sido la única persona que ha entrado en el Parlamento con intenciones verdaderas. Alan Moore lo utiliza y lo renueva en su obra "V de Vendetta", esa gran obra maestra. Lo que no entendí es por qué todo esto lo explicaban en la Torre de Londres. Supongo que era porque les sobraba un huevo de habitaciones vacías, porque vamos, el reventón era en el Parlamento.

Total, que a parte de esto: armas, armaduras, cuervos y Beefeaters (al parecer, llamados así por su privilegio de comer carne para estar fuertotes) y poco más... O bueno, no. Mentira. Mucho más. De hecho, la parte que más le apasionó a mi intrépida acompañante de intrépidos ojos: Las Joyas de la Corona.

Yo pensaba que le apasionaban por aquello de que ella es un poco... lo que llamo "Royal Friki" (le mola cotillear todo ese rollo de las vidas monárquicas de la antiguedad), pero no. Es que son impresionantes. ¡Unos pedracos! Madre... Yo no recuerdo haber visto unas iguales en todos los palacios y museos de nuestra piel de torete. De hecho, en una de ellas (el cetro) está el diamante más grande del mundo. Ahí es nada.

Aunque debo decir que lo que más me llamó la atención fue el método de presentación: Primero debes entrar en un edificio acorazado, con unas paredes brutales de gordas y unas puertas más grandes que la tripa de Enrique VIII. Pero es que después, llegas a la zona de las coronas y cetros y te encuentras con unas vitrinas rodeadas de dos... ¡cintas transportadoras! Sí, sí, no te paras a mirarlas: pasas por todas ellas como por las ofertas del Corte Inglés en las escaleras. Eso sí, te dejan repetir las veces que quieras el viajecito para que puedas verlas por ambos lados.

Al salir de la Torre de Londres y antes de continuar, la visita y foto obligada: The Tower Bridge. Contrario a lo que parece, es un puente bastante modernete: 1894. Es levadizo y la verdad es que impresiona un buen rato. Al lado de la Torre de Londres queda fenomenal, eso sí. Lo vimos de lejos, nos hicimos las fotitos de rigor y hale, a hacer camino. ¡Para otro viaje el subir y cotillear desde las alturas!


Y tras las visitas a las torres de Londres, la visita "Real" terminó, como no puede ser de otra manera, en el Palacio de Buckingham.

Gran foto en la que conseguí, creo, sacar el coche más feo
de Londres (y toda Inglaterra, seguro).


El sitio en sí no tiene mayor gracia que el morbo de decir: "A ver si la veo". Pero pese a que se encontraba dentro (ya saben, la banderita era la del escudo de familia) tampoco es que causara un interés especial. Eso sí, para no perder la costumbre, llegamos en pleno cambio de guardia. Pero poco más que ver allí.

Así que decidimos hacer... ¡el gilipollas! O por lo menos, yo lo acabé haciendo. Lo explico: Culo veo culo quiero, se nos ocurrió hacernos una foto en la puerta de Buckingham... pero saltando! He aquí una intrépida muestra:


Pero claro, no todo va a ser tan fácil. Como no, en mi caso, pillarme en el aire fue mucho más difícil. No se si por la ley de la gravedad o por qué. Ya les quito el chiste, por si lo querían. Pero... bueno, esto fué lo que pasó. Aunque parezca una secuencia de cine, entre foto y foto pasaban minutos. Lo juro:



Al final, tras un buen rato (observad como va desapareciendo la gente al fondo), ¡por fin lo conseguimos!

¿Y todo esto para qué? Ni idea, pero mira, las fotos son graciosas!
No se ni como no nos detuvieron...
Good Save The Queen. And The Intrepid Journalist, madre mía :P

Ah: Continuará...
.

Etiquetas: , ,

A unas 22 personas les dio por comentar.
Comments:
Aquí te quería yo ver, en la Torre de Londres para darte un nuevo consejo: No se tocan las vitrinas, porque tienen un sensor de seguridad.
Lo de la cinta transportadora no estaba cuando yo fui y con eso de "el robo de las joyas de la corona ¿es posble o no?"
Pues desde luego, en plan bestia no, pues a nada que mueves el cristal salta una alarma y te echan una bronca de un par, y no les importa nada la excusa de "sorry, but I tropecé y me apoyé sin querer. It was an accident y menudo susto m'abeis pegao vosotros a mí".
 
Eyyy, qué salto! Si pareces Ayala en sus mejores tiempos, jeje.

Un abrazo

London Calling, london calling!!!
 
osti, la istoria de los dos crios mola mucho. no tanto como tus afoticos (felizidades a la intrepida hautora), pero bastante si. i lo de la decapitada que aun se pasea con su cavecica bajo el brazo, tamvien. que chulo todo, i que vien nos lo cuentas!!!

vesisssssssss
(..i mas, mas, mas)
 
Víbora: Jajaja, eso es experiencia propia? Jajaja, joder, vaya viajecito te pegaste. En fin, sigue con tus consejos, desde luego :)

Prol: El conejo Ayala, sí. Si es que tengo una gracia saltando... Yo ya me veía a la Reina creyendo que había ido un Masai a visitarla o algo.

Ruvis: Veo que os gustan las leyendas! A que molan?

Eso sí, no se si lo cuento bien o no pero últimamente me suelo marcar unos tochos que la gente yo creo que se agobia o algo :P
Pero bueno, que este momento "profe sor de historia cutre" pasará, de verdad.
 
La 4ª foto del salto es genial, ¡jajajaja! Nosotras nos obsesionamos en salir al lado de unos rabinos, nos gustaba el hijo pequeño, todo calvito y con los mechones encima de las orejas, así que nos pusimos a perseguirlo psicopáticamente hasta que la mamá, una señora enfundada en una especie de traje regional abultado nos lanzó miradas asesinas y huímos.

Yo creo que la torre de Londres es lo que más me gustó, aunque las coronas, con ese borreguillo que tenían en la parte que tica la cabeza, me parecieron de lo más cutres. Además, la torre de los horrores nos pareció una pachuchada, menos mal que en el museo de cera nos metieron un poco de miedo porque ahí, psch... Y para que yo no pase miedo con lo caguetas que soy...

Muackiss!
 
Lo que me he podido reír XDDDD

Y no aburren ni agobian tus tochos londinenses, que lo sepas ;)

¡Queremos mááááááás!

Besotes :*
 
Verás, no se trata de un solo viaje. Fueron 4 en total.
Claro que yo tenía entre 12 y 15 añitos, eran estancias para aprender el idioma y viajaba sin papás. No todo fue el mismo año, aunque todo ello se acabó porque tuve prohibida la entrada a cualquier país de la commonwealth durante 2 años.
Desde entonces no me atrevo a ir, no vaya a ser que los archivos no estén actualizados y no están ahora las cosas para aparecer en listas negras en pleno aeropuerto.
Conforme avances iré dándote más consejos.
Nos vemos en Madame Tussaud.
 
Tam: Ya ves, las caras y pintas de lerdos que saqué en las fotos... juju. Menos mal que la del aire salió decente! :D

La torre esa de los horrores no la recuerdo. Así que sí, poco debía asustar. ¿Era la Bloody Tower esa?
Al museo de cera no fuimos! :P

Miss Sinner: Anda pues me alegro de que te gusten! Graciaaas!
Habrá más, un par lo menos, ya aviso...

Víbora: Andá, un proscrito! Que crack, 2 añitos expulsao. Eso sí que es una tarjeta roja (o albión) guay.
Pues yo probaría a entrar, a ver que pasa, por si acaso luego no te dejan en otro momento importante ¿No?.

Ah, y Madame Tussaud no lo pisamos. No me van mucho los museos de cera.. no se. Y eso que en un país donde tienen a Carlos de Inglaterra, cera debe haber muuuuchaaaaa (du du dum, chas!!!)
Así que si quieres contarlo, aprovecha, aprovecha. Que me apetece mucho!! Suéltalo!
 
Cuantos intentos costó la foto del salto?
Jeje, quedó buena :)
 
Pues me van a servir un montón tus London Calling... Porque... ¡Me voy para allá este verano! ¡Yuhu!

Yo creo que los que hayan ido a Londres podrían hacer un acto de solidaridad para con los pobres paletos que vamos allí a enfrentarnos con la gran ciudad ¿no? Qué nervios...

Kisses!
(Hay que ir practicando XD)
 
Sólo puedo decir: ¡¡cuánto carisma en el post y en las fotos!!
 
Negra Murguera: Pues los que ves, ni uno más ni uno menos. Pero oye, costó tieeeeempo :P
Y gracias por la visita!

Miss Sinner: Andá! Pues a ver si te sirven! Sobretodo, te recomiendo lo de la Oyster. Fundamental!
El resto, creo que ya lo he dicho todo (por ahora).
Kisses for you!

Angela: (Voz Luis Aragonés) Na, na, na, na, usted puede decir mucho más, usted puede decir mucho más y tal...
Lo que pasa es que no tiene ni tiempo ni ná. Con esto me conformaré por ahora :P

Eso sí, no se acostumbre y tal...

Debo actualizaaaaaaaaar!
 
Bueno, pues para aquellos que se acerquen a Londres en un futuro:

Las hornacinas de la pared tienen unos bornes en la parte superior para los focos que iluminan las figuras.
Se recomienda no meterse en una vacía y hacer el ganso por las siguientes razones:

- Si tocas esos bornes da calambre, mucho calambre según un amigo mío.

- Además haces saltar los plomos o algo así porque se queda todo a oscuras y sólo se ve lo que iluminan las luces de emergencia.

- Tardan un rato en arreglarlo

- Cuesta mucho disimular que no has sido tú, porque, según cuenta el afectado, se te duerme el brazo y, según cuento yo, se te queda cara de imbécil dolorido.

- Es aún más difícil disimular que no ha sido tu amigo, porque te estás carcajeando varios días (en mi caso llevo más de 10 años riéndome del tal amigo cada vez que lo veo).

Y lo de los dos añitos de condena es porque, aunque parezca mentira, las chocolatinas del Mark & Spencer hay que pagarlas, no son gratis. Y llevan muy mal eso de que te las comas in situ por la cara.
En mi defensa diré que no había Marks & Spencer en España en aquella época y que mi asignación eran 5 libras semanales (1.000 pelas de la época) y que lo de tirarle los tejos a la empleada del Mr Wimpy no valía es tan productivo como pueda parecer.
 
Acabo de caer en que he perdido un buen post.
En fin, para ti queda.

Corrección de la última frase: ... no es tan productivo como pueda parecer.

Cosas de las prisas, zorry.
 
Pues voy a un curso de inglés (creía que lo había mencionado, pero al releer veo que no u.u').

Me da cosilla porque voy sola y no sé qué me encontraré allí :S
En fin, espero que salga bien.

Un beso :*
 
De momento te encontrarás:

Una pizarra
Varias sillas
Una mesa grande o varias pequeñas
Un profe
Unos compañeros
Una factura cada fin de mes.

Suerte.
 
olles... lo de las catalinas sesinadas por el hesposo... no lo cantava patricsuais para conbencer a gupigolber de que fuese a ber a demimur i le dijese que patricsuais estava pero no estava?? o algo asin.

i otra preguntica mas...

bas a actualizar? ein?
 
Víbora: Juas! Qué grande, por dios, tu amigo del brazo dormido. En fin, vaya numerito. Sin duda tus viajes suenan mucho más apasionantes que los mios :P
Y sí, gracias por el post! Me viene bien porque esta semana aún no he podido actualizar, jeje!

Miss Sinner: A estudiar? Supongo que inglés, claro. Pues hale, ánimo! Y a pasarlo genial :)

Ruvis: Uy... ni idea! :S Yo es que sólo he visto Ghost una vez y fué hace muchíiiiisimo tiempo (en un bus, camino de la Expo de Sevilla con el cole). Si alguien lo sabe... Ayuda!

Y sí, sí, mañana actualizo, de verdad, de verdad! :P
Por vosotras lo que seaaa, majas!
 
Coño eso parece una wikipedia, te leo cuando llegue a casa.
A toas nos gusta la salsa? Presentame a tus amigas! y a algún amigo también si tienes uno a mano! :p
 
A ver varias cosas:

1) ¿Se ha muerto Darek?

2) ¿Hasta cuando dura el programa?

3) I (L) Londres

4) Galahan = Labordeta...
 
GALAHAN
Ya sé porqué no actualizas. Es que el blog del Hastiado te ocupa el poco tiempo libre que deja la intrepidez.
Hablo de viajes en plena aolescencia gamberril sin ningún control paternal. Los de ahora se parecen más a los tuyos: "Menos gamberros, pero más intrépidos" Jejeje
 
Alioli: Juas, sí, la Galahanpedia ¿no?. Bueno, la wikipedia parece sobretodo porque pongo mil links a sus páginas. Igual me adoptan o algo.
No se yo si a mis amigos les gusta la salsa. Me da que a parte de con la carne o en la pasta, a los tíos (excepto los caribeños) no nos acaba mucho :P (ahora saldrán mil amantes de la salsa y quedaré fatal)

Jose Luis: A ver:
1) No, que va. Ahí sigue el tío. Cualquiera lo mata!
2) Pues en emisión, esta temporada acaba en Julio, que yo sepa.
3) Me too!
4) Jajaja, joer, no sé cómo tomármelo, pero aunque sólo sea por llamarle gilipollas al hombre ese del PP en el Parlamento, me apunto!

Víbora: Jaja, no, si yo me paso por mil quinientos blogs. Pero ya he actualizado, jo. Coincidireis conmigo en que no son actualizaciones sencillas, que me las estoy currando un huevo con fotitos, enlaces y demás y eso cuesta...
Además, que me toca hacerlo desde un ordenador con explorer y es una mierda horrible para cuadrar, justificar, editar, maquetar y demás. Que infierno!

Ah y, cuenta esos viajes también, hombre! (digo víbora!) :P

Sois todos mu majos!
 
Publicar un comentario