<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7617835\x26blogName\x3dKlaatu+Barada+Nikto\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://galahan.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://galahan.blogspot.com/\x26vt\x3d-6933320711491095302', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Comentarios, opiniones, crónicas y críticas en la vida de un ser humano que escribe. O algo así, que suene como interesante, si eso...

jueves, 17 de mayo de 2007

El Viaje "Real": London Calling (VI)

Si vas a Londres, una de las cosas con las que es inevitable darse de bruces es con la monarquía.



Sí, es un hecho que no debería resaltar para un español. Y menos para uno que vive en Madrid. Pero no nos engañemos. Si hay una monarquía en el mundo, esa es la inglesa. El Royal acompaña absolutamente todo. En España lo que suele acompañar el término "Real" es a equipos de fútbol.

La vista "real" londinense suele empezar por Buckingham pero en mi caso, fue el destino final. La cosa empezó por el Castillo de Windsor.

Este castillo está situado, como su nombre indica, en Windsor: Una pequeña población al sur del Támesis y de Londres. La ciudad esta es originalísima, puesto que tiene un puente llamado "El puente de Windsor" y un parque llamado "El Parque Windsor", además del "castillo de Windsor", claro. Y allí veranea... la dinastía Windsor. Los Monty Python podrían haber hecho un sketche con esto y al correo basura le estaríamos llamando "Windsor"...

El castillo lo empezó construyendo en 1070 Guillermo I (el que lo empezó todo en Inglaterra, al parecer) y hoy en día sigue siendo residencia real. De hecho, es el mayor castillo habitado del mundo. O eso dicen allí, claro (yo creo que no cuentan con el de Disneyworld).
La Reina va por allí los fines de semana y en veranito, según se ve. Sí, los reyes también tienen su apartamento en la sierra. Y como fuimos un martes, la Reina no se encontraba en él. Se puede comprobar porque en la torre ondea la bandera de Gran Bretaña y no la del escudo familiar. Ya lo saben: Si van a una residencia real británica y ondea el escudo real, cuidado que Isabelita está cerca.

Lo bueno del castillo es que como sigue viviendo gente allí, se conserva fenomenalmente y es muy interesante su visita, perfectamente organizada con su audio guía gratuita en español y todo. Es más, ya en la taquilla nos encontramos con una señorita de nombre "África" y que nos dijo (trascripción): "Plis, de next uan bai dis guay". A lo que respondimos: "Tu vas a ser española ¿verdad?". Y lo era. Y es que se nos nota más, con ese inglés tan especial que nos han dado dios y Muzzi...

El Castillo estaba completito: Torres, muros, jardines, una casa de muñecas acojonante, capillas, salas de armas, salones de recepción y lugares que hacen a intrépidas periodistas desear ser intrépidas diplomáticas. La verdad es que estos lugares tienen un atractivo imaginario muy fuerte... ¿Cómo debía ser un rey en la época de...? ¿Y si yo...? ¿Te imaginas que...? ¿Y si... si cojo esa espada pasará algo?

Pero lo más interesante del Castillo de Windsor se encontraba en el salón de la Orden de la Jarretera: El Salón de San Jorge. Uy ¿El salón de qué has dicho primero? De la Orden de la Jarretera. Vale. ¿Y qué narices es eso? Pues... ¡una liga! Y no, no es que hable de un salón donde guarden los trofeos de la Premier. No. Porque hablamos de una liga de las que se ponen en las piernas. Así que llegados a este punto de falsa tensión: ¿En qué consiste la Orden de la Jarretera?. Pues es genial, os lo explico:

Según cuentan, una noche en que el rey Eduardo III estaba bailando con la condesa de Salisbury en una gran fiesta de la corte, a la dama se le cayó su jarretera. Su liga, vaya. Así que Edu se agachó para recogerla y devolvérsela. Cuando lo hacía, el resto de presentes empezaron a hacer eso tan típico de España pero que al parecer, compartimos con otros países: Murmurar con cachondeito. Así que Edu la devolvió a la condesa y dijo con mala leche británica al resto: "honi soit qui mal y pensé" (que se avergüence el que haya pensado mal). Y por si fuera poco, les dijo también que el hecho por el que ahora estaban haciendo coñitas, en adelante iban a desearlo y esperarlo con honor. (Y supongo que terminaría diciendo "capullos", pero no está documentado).

Así que Eduardo III creó "La Orden de la Jarretera" en 1348. Una orden cuyo distintivo sería una liga con la inscripción de su frase y que llevarían los más allegados al Rey, con gran honor. Y ahí siguen: El monarca reinante (el gran maestre) y el Príncipe de Gales son siempre miembros, junto a otros 24 miembros y 26 caballeros o damas compañeros. Se reúnen el día de San Jorge y tienen sus nombres (han sido un porrón a lo largo de tantos años) inscritos en el Salón de San Jorge (que es donde la Reina celebra las comilonas), con sus escudos de armas. Allí están, ¡para defender al monarca en momentos de peligro si los hubiere!

¿Y a que no sabéis quien es un jarretero de tomo y lomo?... Pues sí, ¡Juancar! Juancar no sólo se echa a la carretera con la moto, si no que se echa a la jarretera con los Windsor. Qué crack. Me encantaría verle con la jarretera paseando por su yate. Pero mira, aquí está con su traje de loco de la Jarretera. Born to be king y ¡Born to be wild!

Eso sí, a la intrépida periodista se le iluminaron sus fantasiosos e intrépidos ojos cuando vio que "un tío" suyo figuraba en la lista. Vamos, lo que da de si un apellido. Pero mira, allí estaba escrito. Busquen si acaso, busquen...

Como no, en la visita nos ofrecieron un cambio de guardia típico londinense. Llegamos a las 11 que al parecer es la hora de la gran juerga militar: van un montón de señores tocando el tambor hasta un valiente soldado espera que le dejen moverse un poco (por Dios). Tras mil millones de paseitos de un lado a otro de 2 militares enseñando espadas y cosas, se cambia la guardia y se van. Media hora para todo esto.

No pude resistirme a investigar el asunto más de cerca... pero no saqué ninguna conclusión mas que, flipantemente, se lo toman muy en serio. Luego veo al guardia civil con metralleta en la puerta de los cuarteles y claro, las comparaciones son odiosas.

Creo que me he enrollado con el Castillo y voy a dejar el resto de viaje "Real" para el "London Calling (VII). Así que llega el momento de decir:
Continuará...

- Qué pesadito está con london este Galahan ¿no?
- Yo casi que le diría que abriera otro blog.
- ¿Pero este no iba a hablar de guionismo y estas cosas?
- Eso dice, pero es un abuelo cebolleta, no puede evitarlo.
- En fin, la que nos espera.
- Ya te digo...
.

Etiquetas: , ,

A unas 15 personas les dio por comentar.
Comments:
Alaaaaaa, como me ha gustado lo de la jarretera...

Además veo que no soy la única en extender su relato de viaje, jejeje

La próxima vez que visite la Gran Bretaña intentaré no concentrarme solo en Londres.

Salu2
 
Esque Juancar en la jarretera de esa guisa, pluma inclusive, jajajaja! Y porqué el Beefeater este del gorro negro tiene los pies a lo pingüino? Qué bueno, jajaja! Mi hermana también se hizo una foto con uno y no contenta con eso le preguntó: "Can I touch you?" Y el otro pobre ahí, calladico y haciéndose el Swedish...

¡Que continúe, que continúe!

;)
 
Que guay, tu blog ya parece una guia Lonely Planet... Me trae recuerdos de mis 15 días fregando un pub, pero yo no disfruté tanto la city, más bien me dediqué a dar paseos, ir a fiestas con 20 nacionalidades y colarme en los museos (ah no, que eran gratis... Bueno, pues a colarme en el de Historia Natural). Una gran ciudad en la que se te quitan todos los prejuicios.
 
Ah, que lo de Muzzi es en éste.

Y las espadas no se tocan porque llaman a la police en menos que canta un gallo. Te lo dice la voz de la experiencia, que todavía estoy acongojado (en su día estuve acojonadísimo).

Conforme vayas avanzando por Londres, te iré resaltando lo que no se debe hacer si no quieres que te prohiban la entrada a cualquier país de la Commonwealth durante 2 años.

De momento ¡no se cogen las espadas para sacarse una foto como si fuera un duelo medieval!
 
XDDD Lo de Muzzi ha sido buenísimo XD

No estás pesado ¡pero sí agarrado! ¡Cuenta más cosas, hombre!

Ains, cómo se nota que lo de mantener el suspense lo llevas de formación profesional... ;D
 
lo de la jarretera mola mucho, pero lo que de berdad mola hes ser rei. i bibir como un idem tu i toa tu familia. i encima poner una vandera con tu escudo pintarrajaico cuando estas en casa i cuando no, la otra. i que un guionista de culto escriva sovre ti en su bloj de culto. eso es lo que mola! che!
 
Carabiru: Pues ya ves! Nosotros nos desviamos de Londres gracias a la intrépida intervención. Ella ya había estado muchas veces antes (pero ninguna comparable!!) y le apetecía ver algo nuevo. Y a mi me pareció genial. :P

Tamaruca: Ey, no, no, los Beefeaters son otros. Son los que están en la Torre de Londres (próximamente en su blog favorito). Estos son la Guardia Real simplemente.
Y anda que tu hermana tiene guasa... A mi me daba hasta palo el ponerme al lado. Pobre.

Maruxa: Ey gracias por pasarte, compi!
Joe! 15 días fregando un pub! Sí que tenía que estar sucio. :P

Víbora: Juas. ¿Pero qué hiciste, loco?
Sigue dando consejos, por supuesto.

Miss Sinner: Jue, agarrado no, sólo dosifico para que la gente no vea un tocho gigante y le eche p'atrás.
Que ya me sabe mal por si hay alguien que se harte de los "London Calling", como para hacerlos eternos cada uno. :P

Ruvis: Uy no se, yo creo que ser Rey debe ser un coñazo. Todo el día de acto en acto, representando y tal. Puf. Lo mejor debe ser el ser infante consorte o algo así, que tienes el título, la pasta, la posición pero no tienes tanto jaleo. No?

Y vosotras sí que sois de culto, que teneis a la bloggosfera esperando vuestra celebración de cumpleaños! Enhorabuena! :D
 
A mí me encanta la Orden de la Jarretera, es una de las tradiciones más absurdas que conozco. Parece que es tradicional que los caballeros de la orden lleven algo azul el día de San Jorge que es cuando se nombra a los nuevos. Lo que no dice nadie es si tienen que llevar algo viejo, algo prestado y algo nuevo. Ya me imagino a la Isabel II diciendo "ahí va la novia, ahí va la novia. Ay jarreteritos míos!"
 
Bueno, muchos ya llevan algo azul de serie...

¡La Sangre!
(du du dum, chasss!)

"Ahí va la reinaaaa, ahí va la reinaaaa!"

Mu bueno lo de la orden de la jarretera de año nuevo. Y la mezcla de la Jarretera con la fragonetaaaaaaaaaaa.
 
Ostras es verdad, los Beefeaters eran los que iban todos de rojo con medias y pololos y el gorrico distinto, más chato ¿no? Qué lio de uniformes a cual más ridículo xD
 
Coñe, pero ¿cuantos dias has estado tu allí? Es que te veo que a ti una visita a Vicalvaro te da para 15 o 20 post. Pues a mi me lo sigua contando, oiga, que me mola.
Pero creía que el Soho iba a ser un sitio con más magia para usted (como lo fue para mi).
Abrazos, compañero.
 
lla podias contarnos halgo de londres. no?
:P
 
Pues al ver ese momento jarretero, a mi el Rey sí que me da envidia. Los demás sólo podemos permitirnos disfrazarnos así en carnavales y de baratillo. Menúdo albúm de fotos con perlas de estas deben tener en La Zarzuela, eso anima cualquier nochevieja. Me parece mucho más peligroso que te puedan extorsionar con publicar esta foto, que con un robado en cueros.
 
Tamaruca: Po zi. Eso sí, los que yo vi iban de negro y rojo y no de blanco y rojo.

Chirurico: Hombre, estar estuve cinco días, pero es que a mi me cunden mucho!
Por Vicálvaro habrá que ir. En cuanto me quede sin temas, me hago una visitilla :P
Puf, pues por el Soho pasee y tal, pero he de reconocer que tampoco me flipé en demasía. Abrazos!

Ruvis: Ya podría, sí :P
Impacienteees! Jeje, en nada actualizo, de verdad.

Drunky Dean: Ya te digo, en la Zarzuela deben tener a Juancar de mil maneras distintas.
Yo creo que en honor a la Copa América, debería volver a subirse como tripulante número 18 pero vestido de la orden de la jarretera. Sería tan bonito!
Snif!
Que lo haga!
 
Uy! dónde dices que has estado?

:p
 
Publicar un comentario