<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7617835\x26blogName\x3dKlaatu+Barada+Nikto\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://galahan.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://galahan.blogspot.com/\x26vt\x3d-6933320711491095302', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Comentarios, opiniones, crónicas y críticas en la vida de un ser humano que escribe. O algo así, que suene como interesante, si eso...

lunes, 9 de julio de 2007

Contrato con Dios: Tú no eres nadie.

Se me ha ocurrido el tema de recuperar la tendencia guionística que en algunos momentos tomó el blog, mediante la excusa de los contratos.

Uno de los momentos que más nos fascina a la gente que nos dedicamos a esto de la televisión es el de "la llamada". Es decir: El momento en el que alguien, te propone un trabajo. Ya puede ser una propuesta formal o una propuesta con prueba (o un anuncio). Da igual. El hecho en sí (y sobretodo el proceso) nos da para un montón de charlas de café (o té) con amigotes y colegas... y eso es lo que me apetece ahora.

El primero de mis contactos laborales fué en una radio-televisión local. Concretamente, de la insigne ciudad de Castellón. El principio de la relación con la empresa fue por las tradicionales prácticas universitarias de verano, mientras estudiaba la carrera. Ya sabeis: dos mesecitos currando de sol a sol por cero euros, mientras los trabajadores malpagados del año pueden tomarse sus escasas vacaciones.

Así me pasé dos veranos: escribiendo noticias, locutándolas, montándolas para televisión, grabando como cámara, editando reportajes, cubriendo actos para la radio, haciendo de editor de informativos, tapando agujeros, etc... Cualquier cosa. La ilusión, ¡ya saben! Y yo tenía mucha, la verdad. Ir por ahí con el logo y los pases de una cadena tan importante (era una radio y una tele en cadena) vestía mucho.

Tras esos dos veranos en los que me pagaron (en suma total de los dos años) unas 50.000 pesetas de las de entonces (por más de 100 días a 8 horas mínimo el día), llegó el momento en el que, por fin, me hicieran una oferta.

La oferta se veía venir porque oye, funcionaba. Y porque por su gran política de trato al trabajador, la gente estaba huyendo a cascoporro. Yo acababa de licenciarme y bueno, les venía muy bien porque sabía editar, grabar, locutar y escribir. Además, me encantaba la radio y la tele y por algún sitio debería empezar, así que ellos también me venían muy bien a mi, así que esperaba al director del "asunto" para que me hicieran algún tipo de oferta.

El "asunto" era una empresa formada por una radio (emisora local de una importante cadena estatal) y una televisión local (que también emite en cadena). Ambas divertidas por aquello de que podías meterte con Carlos Fabra y el PP de Castellón, que siempre tiene su aquel. Pero aburridas porque estaban (y no se si aún están) gobernadas por un señor... peculiar.

El tipo era un periodista que provenía de un periódico (me dijeron que era director, aunque no lo confirmé. Sí, yo no soy periodista) al que habían puesto a dirigir una tele y una radio. La idea parecerá ridícula. ¡Pero no! Era peor aún. ¡Dirgía una tele y una radio local! ¿Y? Pues a ver, que si diriges una tele importante, se puede amortiguar tu grado de ineptitud por la cantidad de profesionales que la pueden poblar. Pero... ¿En una local donde la mayoría de gente capaz huye? ¿Y en una local que acaba de nacer? ¡Exacto! El caos campaba a sus anchas.

Uno los grandes hitos del señor fué el de organizar un programa que consistía en reportajes sobre pueblos de la provincia (calles, lugares, gentes, etc...) de unos 35 minutos de duración cada uno. El reportajito, además, debería emitirse en bruto. Es decir: Montaje en cámara. O más clarito: Más te vale currarte cada plano con la duración exacta y sabiendo cual va después porque tal y como lo grabes lo emitimos y no vas a poder editarlo ni ná. Y con locuciones, entrevistas y palabreo delante de cámara. Vamos, la movida padre.

Pues bien, el hombre decidió que dado que duraban 35 minutos, en un día yo podría grabar unos... "a ver: 35 minutos, si este curra 8 horas... quitando el ir de pueblo a pueblo, ¡unos 6 los hace facil facil!"

Y así lo dijo. Tal cual. Lo juro.

Pues bien, ese hombre (hay tantas cosas que podría contar pero no quiero, Jesús! -esto era una exclamación, no un nombre... claro) un buen día decidió ofrecerme un contrato. Sus condiciones eran: trabajar 6 días a la semana, dos de ellos sábado y domingo, empezando antes de las 7 de la mañana y librando los lunes. Todo cuatro perras que no llegaban a medio-mileuristas. Eso sí, mis hijos podrían ser de mi propiedad y tal...

Evidentemente, viendo la cantidad de curro que ya había hecho de gratis, viendo la cantidad de publicidad que mueve la cadena, viendo la pasta que este señor se endosaba -comprobado- al mes por hacer ese trabajo tan especial, pensé que hay que SER muy rastrero para ofrecer eso a un currante, licenciado, cualificado con resultados más que comprobados y que tampoco pedía mucho más que respeto, brother...

Le dije lo que opinaba: No me parece justo.
Y su respuesta aún resuena en mis oídos...

Benditas palabras.

- Pero... pero... ¿pero tú quien te crees que eres para pedir más? ¿Quién te cre es que eres? ¡Tu no eres nadie!
- (Silencio) (Mirada de ¿yo nadie? ¿y vos... directorcete de local castellonense?)
- Tu... ¡Vale! Yo no soy nadie tampoco pero tú, tú... ¡tú eres menos!

Eso me enseñó mucho más de este mundo que los 6 meses gratis anteriores. Qué crack.
.
Continuará...
.

Etiquetas: ,

A unas 16 personas les dio por comentar.
Comments:
Anda que voy a estrenar los comentarios...

Qué inicios, no???
Si es que como dice aquel "Si yo te contara..."

Impaciente por saber más, ya sabes, soy una cotilla... jajajja

Salu2 (Mu guapo en la revista, sí señor, sin L, claro)
 
Y a mí que estas cosas me suenan. Claro, que añadiéndole un "esto lo escribes tú pero no lo firmas, eh, que pondremos el nombre de otro". Y no, no soy el autor del libro de Ana Rosa Quintana. Al menos no del primero, que nunca hay que decir de este agua no beberé, jajaja. Saludos!
 
Jjjajjaaaa. Es que hay que SER rastrero para ofrecer una cosa así. Los inicios siempre son duros, pero la esclavitud ya se abolió. Y el tipo sigue con lo suyo, seguro. ¡Qué barbaridad!
 
A mi me pasó parecido, la típica historia:

-Chico trabaja de redactor en canal de TV para un programa.
-Chico hace tb guiones para segundo programa.
-Presentador se marcha y chico le sustituye. (¿?)
-Encargan al chico guión de dos programas y presentación de otro.
-Dicen a chico que no tiene presupuesto (¿?) y que le pagarán todo de golpe en unos meses.
-Pasan los meses y por hacer el doble de trabajo el director de antena ofrece a chico 30.000 pesetas más al mes y no cobrar ningún extra por los últimos 5 meses que lleva currando el doble.
-Chico presenta su dimisión y el Director general no la acepta.
-Director gral. despide a director de antena.

Lo curioso es que, aunque parezca una historia de final feliz, no lo fue: el Director de Antena fue despedido por otras movidas, pero sé que lo de hacerme la jugada formaba parte del plan de Director General, al final esos meses quedaron en una diminuta compensación, pero aprendí que, efectivamente, hasta que no dices "Hasta aquí" No eres nadie.

O incluso... Menos que nadie.
 
A mí un jefe me llegó a decir que debería pagar yo por todo lo que viajaba, como si cuando iba a un sitio ha trabajar fuera de vacaciones, vamos.
 
Vaya, se me ha colado una "ha" que daño me está haciendo a la vista y todo, ¡¡no sé cómo ha podido ocurrir!!
 
Carabiru: Pues sí, vaya inicios. Pero estas cositas curten y como dice Dani más abajo, al decir "Hasta aquí" aprendes mucho!

Otro pa tí! (y no digas mentiras de las revistas, que está muy mal. Lo de la "L" supongo que era por novato a la hora de salir en estas cosas...)

Telepatético: Juas, pues sí. Aunque eso que comentas no me ha pasado nunca, gracias a Dios. Siempre he firmado mis cosas para bien o para mal. No sé si colaría lo contrario... me da que no por como soy, pero bueno!
Y qué te han hecho no-firmar?? Cuenta!

Ruth: Sí, el tipo sigue con lo suyo. Es más, he podido investigar que da clases en la universidad de Castellón (la UJI) de tecnología de los medios audiovisuales o algo así y me he echado a temblar. Qué desastre...
Que enchufismo...

Dani: Ya tío, tu historia de directivos semi-mafiosos es dura. Pero tienes toda la razón con lo de "Hasta aquí". Son sabias palabras, Daniel San, parece mentira que sean tuyas :P
 
Zero Neuronas: Anda no me jodas! Qué jeta tienen...

Bueno, ahora mismo estamos "negociando" las condiciones de viaje para los castings de nuestro próximo programa y más o menos, en cualquier momento nos sueltan eso, vaya.
Aunque no es para tanto, pero mira, me quejo un poco.

Y tranquilo por la H, que es muda y nadie la va a ver... ¿verdad? :P
 
Joder eso lo he vivido yo, aunque el nivel de explotación no era tan elevado. Yo entré tb en el mundo laboral en una tele local haciendo lo mismo que tu, redactor, montador y cámara para los informativos locales, el problema es que no había acabado la carrera y cuando acabé las prácticas, me dijeron que hasta que no fuese licenciado nada de nada, que becarios ya tienen allí 5 cada cuatro meses que les salen económicos para hacer el trabajo sucio.

Aunque mi peor experiencia, fue en una productora catalana de cierto renombre, en el que durante 4 meses estuve transcribiendo entrevistas y bajando fotos de internet, para la documentación del programa, fotos que tal como bajaban eran enviados a la papelera de reciclaje, y eso que ya era licenciado, cuando me rebelé ante tal abuso y al poco caso que me hacían me dijeron nene, es tu problema, si quieres seguir y aprobar las prácticas (era lo único que me faltaba para licenciarme) es lo que hay, sino puerta que ya vendrá otro becario. Así que aguanté el tiempo que me quedaba a base de emule y hablar con los otros becarios.

El tio que inventó las practicas fue el inventor de la nueva esclavitud del hombre moderno. Juguemos con la ilusión de la gente, mientras recibimos ayudas del estado por tener a unos chavales sacándonos el trabajo sucio. Finalmente conseguí un puesto por mis méritos propios en una cadena que lleva poco y que aún no tiene implantación total porque no hay una antenización general, además la mascota de la cadena es Miqui Nadal y han emitido algunos programas tuyos, uno en el que hacen un concurso de monologuistas con personajes famosos, no se si te suena. Estoy muy contento con mi curro actual, pero sigo sin perder la esperanza de guionizar profesionalmente, que pa eso estudié leñe.
 
Vaya hombre pensaba que solo me habian explotado a mi, pero ya veo que no.
dicen que eso sirve de experiencia, pero casi siempre te encuentras con alguien que pretende aprovecharse de uno.
Vaya mierda!


besos
 
Milgrom: Ya te digo. Lo de las prácticas es la mayor hijoputez que he visto en mi vida.

Aquí donde trabajo tienen un método aún más divertido: Un Master. Así tienen alumnos que pagan por ser luego becarios. ¿A que mola?
Menos mal que muchos luego se colocan y les compensa, pero bueno...

Nostros hemos tenido becarios de ese master en El Club de Flo (de hecho Prol empezó así) y por nuestra experiencia como pringaos, hemos intentado siempre tratarles con atención (bueno, yo me hacía el duro, pero en el fondo tengo buen corazón). De hecho, Prol ahora es el que suele encargarse de los becarios y les trata muy muy bien. Y así están, que todos quieren quedarse por acá. Ay estos niños!

Y ahora ya me despierta la curiosidad ¿qué haces por la tele de los bienhumorados? Investigaré por tu blog (aunque te cagues en Blade Runner, malandrín).

Saludos!
 
Lidia: Sí, siempre hay jetas. Pero aunque te paguen bien, se aprovechan de tí. La clave está en lo que tu te puedas estar aprovechando también (no todo es dinero). Cuando la balanza esté a su favor, es para pensárselo...

Saludos, commander roba revistas!
 
Pues nada, soy visionador y productor de contenidos de ajenas, lo que me está sirviendo para mamarme todas, digo todas, las series que emite, emitirá y emitió la cadena. Algo que para un guionista es de puta madre, para pillar background, la forma de guionizar los diferentes formatos, recursos narrativos etc.
 
:O
 
Milgrom: Anda, pues sí, información tendrás un buen puñado. Ten cuidado no pases de pillar background a pillar un empacho!

Miss Sinner: :-P
 
snif, snif, qué recuerdos... Hemos debido vivir vidas similares en universos paralelos. Me ha encantado lo de que tú no eres nadie.
 
Publicar un comentario