<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7617835\x26blogName\x3dKlaatu+Barada+Nikto\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://galahan.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://galahan.blogspot.com/\x26vt\x3d-6933320711491095302', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Comentarios, opiniones, crónicas y críticas en la vida de un ser humano que escribe. O algo así, que suene como interesante, si eso...

jueves, 6 de diciembre de 2007

Yo fuí un Guionista Inadaptado (valga la redundancia)


Eso es lo que pasa cuando te columpias demasiado. Que llega la cruda realidad, la cruda gravedad, y te das un leñazo.

Metafóricamente, ha pasado algo así: Este trabajo cuesta mucho más de lo que pensaba y no todo iban a ser cabriolas y diversión. En fin, no me mal entendáis, no es que sea que no puedo, es símplemente que las circunstancias han metido su pata para ver si resbalaba:

- Vengo de un trabajo anterior intenso, con bastante desgaste mental.
- Acabo un viernes en ese trabajo y el lúnes me incorporo al siguiente.
- Es un proyecto ya creado en el que debo empezar a parir ideas desde el minuto 1.
- Estoy yo sólo pariendo esas ideas (aunque gracias a Dios, un colega me coordina).
- Es ficción. Hace tiempo que no abordaba ficción: ¡Cambio de formato!
- Es en casa. Hace tiempo que no escribía desde casa y menos en estas circunstancias de habitabilidad. Cambio de dinámica.
- Es muy buen trabajo y no quiero cagarla, por Dios, no quiero cagarla, por Dios...

Estas circunstancias (excepto la primera) por si solas, son acojonantemente maravillosas. Es decir: ¡molan! ¡Incluso muchas las he deseado durante años! ¡Muchos deben estar odiándome! Pero os aseguro, que pese a todas sus bondades, cuando llega todo eso de sopetón a un tierno corazón hipersensible, da yuyu.

Establecer un tiempo de adaptación a un trabajo nuevo, a un proyecto nuevo que ELLOS ya han empezado y a una empresa nueva donde debes ubicarte es importante. Ahora debo adaptarme a las formas y lugares, formatos, medios, dinámicas... y además, debo olvidarme de todo el tiempo que llevo sin vacaciones (una semana ahí perdida, en años, no cuenta) para ponerme a rendir a tope. Porque si no, todo eso conlleva un peligro: La crisis laboral. Vamos, la mente en blanco y la angustia vital.

Tras bordear ese peligro, me dispongo a encarar el futuro con la ilusión de, por fin, haber visto la luz y pensando que ya le voy pillando el tranquillo a todo esto. Y qué narices, tiene muy muy buena pinta. De hecho, es un trabajo genial. ¡Y nos pagan por ello!

Que paciencia hay que tener, por dios. Maldita ansiedad auto exigente, ¡pardiez!

Enseguida estoy con vosotros.
.

Etiquetas: ,

A unas 24 personas les dio por comentar.
Comments:
Eres un llorónnnnnm,eres un llorónnnnnn, como todos los valencianossssss. Seguro que esta noche estuviste haciendo pintadas en Mestalla, porque la culpa de todo la tiene Solerrrrrr. Peluuu, que eres una Peluuu, jajaja. Perdón, Fuensanta me había invadido.
Nada, hombre, tómalo con calma y sobre todo hazme caso a lo de hacerte un horario exigente en el que tengas todo el día organizado. Eso es lo mejor, porque el tiempo que no estés currando podrás olvidarte por completo de parir ideas... yo es lo que hago (bueno, yo no suelo tener ideas, y mucho menos fuera del trabajo, así que tampoco me supone un problema). No, lo de organizar el tiempo es bueno, yo si no lo tengo organizado enloquezco (más todavía). Hale, y ahora disfruta maldito, que la mitad estamos arañando puertas (y la otra mitad está de rodillas bajo un escritorio) para conseguir un trabajo como ese. Un Abrazoooo
 
Enhorabuena por todo, pero sobre todo por tu forma de pensar. ¿Has pensado en alquilarla por horas? Un beso grande.
 
He notado,que remedio, pues de leer aún me acuerdo, que mencionas a Dios varias veces en tan breve post. Ya era hora de que vieras la luz, ateo asaeteado, te cayeras de tu caballo bloguero (cual Saulo de Tarso) y reconocieras que el mundo -al menos el del guión- está concebido (en menos de siete días, que esto es tele, cojones) por Dios: don José Luis de los MOrenos. Honra y prez de mi raza, la raza de los Tarados Espaciales. Postraos ante su ingenio como ha hecho Galahan. ¡Postraos! ¡Postraos! Porque... yooooo soooooyyyyy Beowulffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffffff. (por cierto, me está quedando el zulo niquelao: si eres chino, coreano o te ha despedido el Bombero-Torero, llámame, bribón)
 
ains, que mono, por Dior!!!!

dan ganicas de achucharlo...
 
Jo, es que al principio siempre es duro, pero los cambios son buenos.
Y tu con ese entusiasmo que le pones a tu trabajo, te va a ir de maravilla! ¡claro que sí!
Eres grande Gal!
Besacos
 
Ningún guionista que se precie puede llegar a algo sin haber tenido alguna que otra crisis.

Y No te exijas demasiado, que ya habrá otros que te quieran exprimir todo lo posible!!
 
Ánimo! tú puedes!!!!

Aissss estoy deseando saber en qué andas!!
 
te quejas de vicio...dices si es lo que he querido siempre...y te vienes quejando...así no,eh? NO!! jajajajaja

saludineeeeeeeeeeeees
 
Lo del trabajo nuevo es como las orgías: lo principal es estar bien organizado o terminarás empurado.

Y sigue quejándote, que siempre hay alguien que está mejor que uno y a eso ¡no hay derecho!
 
Prol: :O
Por un momento creí que eras Tarado Espacial!
En fin, sí, el horario me parece fundamental. Es algo que ya he comprendido y no volverá a pasar. Jeje!
Y no digas que arañas puertas, que lo que haces es tocarte los huevos en casa hasta enero, maldito! :P
Na, venga, no me quejo, no me quejo...

Angela: Gracias Ang! (Ang, Ang). ¿Mi forma de pensar? ¿Tengo forma? De hecho... ¿pienso?? Na, yo la alquilo si alguien quiere. Pido nómina, aval, seis meses de fianza, enseño jueves. :P
Besotes muy grandes!!!

Tarado Espacial: Jaja, la cosa es que yo mismo noté lo de "Dios", pero dije: venga, que es casi Navidad. Ya ves que tonterías me digo.
Eso sí, lo de J.L.Moreno... puf! A ver si van a pensar que estoy ahí, con Él. Calla, calla... Con ESE MES infernal ya tuve bastante. Jiji.

Las Ruvis: Y a vosotras que! Que ganicas, ché!

Lidiaelora: ¡Claro que sí! A ver, a ver si es verdad lo del entusiasmo, ay! Un besote Lidi, tú si que eres grande! (Y colorá!)

Daniel S: Pues nada, ahora me tocará apreciarme, jeje.
Un abrazo compañerooooo!
De esos que exprimen :D

Carabiru: Gracias! Uy, nada, un proyectillo. A ver si sale y ya lo comentamos, jeje.

Esther: Si es queee... Es el efecto Calimero que me viene a veces. Qué le vamos a hacer.
Saludinees!!

Víbora: Juas. ¿Empurado? En fin, que vocabulario, sí, sí...
Y na, hombre, no me quejo porque haya alguien que esté mejor que yo (si no no pararía, hay tantos!!) sino porque yo quiero estar mejor aún. Jeje. Insaciable, que es uno!
Saludos!
 
El curro de guionista a veces es una enorme tabla de excel donde caben demasiadas variables: trabajas en casa siempre o trabajas en casa a veces y luego te vas a reuniones o te pasas el día en una oficina sin pisar tu casa. A estas tres variables súmense otras tres: estás en nómina o eres autónomo y tú solito haces virguerías para desgravar y llegar a fin de mes o estás en paro. Más variables: te gusta el proyecto en el que trabajas o no; te gusta la gente con la que trabajas o no; te gusta tu jefe o no; tu jefe, te guste o no, es competente; tus compañeros, te gusten o no, son o no son competentes...
Un lío, vamos. Así que hasta en las mejores condiciones posibles cuesta adaptarse.
 
¡¡Aprovecha de crisis y escribe sobre ella!! Quiero decir encima, pisándole la cabeza.

Ya dicen con razón que cuidado con lo que deseamos, que puede convertirse en realidad.

Lo que tienes no se debe a la suerte, ha surgido gracias a tus horas interminables de trabajo así que piensa que vas bien y sigue trabajando.

¡¡Osti!! Me ha invadido el espíritu de un psicoterapeuta.

¡¡A por ellos, oeeeee!!

Besos.
 
Nunca había visto a nadie quejarse de forma tan positiva y apasionada.

Esperamos impacientes el resultado de tan estupendo trabajo, claro que sí.

Abrazos a cascoporro llenos de ánimos.

antiegos.com
 
Ante esas circunstancias que describes, yo haría dos cosas:

1) Separarte de los árboles para ver el bosque, e
2) Invertir algo de tiempo en entender cómo funcionan aquéllos a los que tienes que rendir cuentas (piensa en lo suyo para salirte con lo tuyo)

Lo de los horarios, trabajar bien... todo ello es condición necesaria, pero no suficiente.
Hacer lo importante y trabajar para que lo importante nunca sea urgente.
Bueno, podría seguir extractando frases míticas de gestión, pero como no son mías ya me está dando vergüenza. De todos modos, piensa en ellas y no caces más de una mosca al día (esta última es entre mía y la del profesor Miyagi, que en paz descanse)
 
¡Tienes un chollo querido!
Pero eso es como cuando ligas con el más guapo de la fiesta... ¡Miras alrededor y te preguntas si es a tí a quien mira!
¡Pues sí corazón has pillado!
Lo de trabajar en casa es un auténtico chollo. Te lo digo yo que desde que tuve al niño -4 años hace- me propuse este método y me va funcionando con altibajos. Pero nada que ver con los horarios absurdos para calentar silla o hacer reuniones vacías de sentido.

¡Vivelo! seguro que lo recuerdas por años como tu momento dulce: Sólo en casa, ficción y a tu ritmo... ¡Si te pagan ya es de traca!
 
olaaaaaaaa

acavamos de ber la final!!! a ganado hel que nosotras queriamos!!!! yujuuuuuuuuuuuuuuuu

vesis, que nos bamos a zelevrarlo con ron ;)

pero primero bamos a dicirselo a prolete tamvien.
 
Es como todo, pillarle el tranquillo a la nueva forma de parir ideas y escribis papelotes. Yo creo que el horario se acabará imponiendo por sí sólo. Bueno, yo creo tantas cosas que luego no suceden que tampoco soy el mejor dando consejos así que no me hagas ni puto caso, pero eso sí tranquilidad y que ese "enseguida estoy con vosotros" se cumpla y no se haga muy larga la espera. Un abrazo tío.
 
Es bueno sentir ese miedo, pues te hará estar más alerta y realmente no "cagarla" como dicen los jóvenes.
Dísfrutelo.
 
Lo vas a hacer muy bien, crack. No me cabe la menor duda.
 
Ay, cómo te entiendo!! yo siempre agradezco los cambios y me considero afortunada de que en nuestros trabajos sea la tónica usual, ya que millones de personas ya saben lo que van a hacer los próximos 20 años gracias a su hipoteca.
Ánimo y ya verás como dentro de un tiempo te ríes de tus mieditos.
besos
 
Yo, en cambio, creo que necesito un cambio (valga la redundancia) pero no me atrevo a hacerlo. Me cuesta pasar de un estado a otro y aunque donde estoy estoy de puta madre siento que no es lo que quiero hacer, pero la comodidad es muy mala. Ojalá tuviera un poquito de tu capacidad adaptativa tío. En serio, cada vez admiro más tu manera de ver el mundo y la vida.
 
Laesti: Sí. Y es más: diría que pocos guionistas dominamos las tablas excel. Por lo menos yo... ni idea (por mucho que mi currículum lo pusiera ahí, para rellenar).
La adaptación siempre cuesta. Si no, preguntádselo a Kauffman y su película homónima. Besos!

Ruth: Puf, sí. Ya intento escribir sobre la crisis (y la crisis que afectó a la crisis). La sujeto fuerte, eh.
¡Sal de su cuerpo, psicoterapeuta! Que con los de verdad ya tenemos bastante, mujer. Un beso y gracias por los ánimos, Ruth. Gracias.

gritoncita: Uhm. ¿De verdad hago eso? Vaya, no es lo que me decían en clase los profesores, o mis padres cuando me mandaban hacer algo... Será que he cambiado :P
Un abrazo y gracias, Jos. Espero yo también ver el resultado, sí. Espero que sí.

Valenciano Chanante: Ey, me gusta tu enfoque de libro de la sección que me aburre de El Corte Inglés pero que seguro que marca la diferencia en las empresas que funcionan, jeje.
Si es que yo no valgo para empresario... pero tus consejos los anoto con letra de oro.

Lo de la mosca me parece la clave. En serio.

Almudena G. Páramo: Lo de las "G" en los nombres es algo que me tiene intrigadísimo.
A parte, ¡gracias por pasarte por aquí! Ya te dije que tu libro suena muy interesante (echad un vistazo en su blog por si os interesa, gente!).

En fin, a ver si es el chollo, a ver. Porque muchas veces, aunque sea algo envidiable, resulta que no consigues encajar, o no es el momento adecuado, quien sabe... pero seguro que sale bien ;)

Sí, lo de horarios absurdos y horas perdidas es lo que más me anima a la hora de currar en casa. Lo malo es el "horario eterno" en el que puede convertirse tu vida cuando tienes dudas sobre lo que vas a entregar...

Muchas gracias por los ánimos!

Las Ruvis: Jaja, me alegro! Porque también era quien yo "quería". Al fin y al cabo, era mi "ahijado" ya que lo elegí yo de los castings. Celebradlo por mi! (Yo lo celebré con él y el resto del equipo en su momento, jeje. Y con Prol, claro)
Venid yaaa!

Telepatético: Pues sí, es como todo. Gran frase resumen, jeje.
Lo de que el horario se acaba imponiendo: pues sí, es verdad. Lo malo es que mi pereza también se impone. Habrá que luchar!
Un abrazo!

Dr. Espinosa: Tiene usted un blog muy prometedor. Lo seguiré!
Gracias y usted que lo vea!

Ése es el Punto: Hombre! Buf, buf, a ver si es verdad.
Y tú, ánimo, que no te vea yo escribiendo tonterías como las que escribo yo eh. A darle caña! ;)

La Noe: Pues sí. Aunque no negarás que da un riesgo tocho eso de no saber que vas a hacer los próximos 20 años si quisieras una hipoteca! :S
A ver si es verdad y me rio. Con las sonrisas que te gastas tú, vamos tirando, jeje. Un besazo!

Milgrom: ¿Y qué te da miedo para hacerlo? No sé en que estás pensando, así que no lo tomes como consejo (sin saber las posibilidades, pues es difícil, claro) pero si el cuerpo te pide un cambio y la cabeza lo secunda -pese a las reservas- quizá deberías hacerlo. Es como en un guión: el "a ver si aguanta" no suele funcionar. ¡Ánimo!
Luego, una vez lo haces, viene a ser más sencillo, por aquello de "ya no hay marcha atrás". Jeje.
Y déjese de admiración, hombre, que lo único que expreso son miedos! Eso no se lo recomiendo a nadie.
Un abrazo, compañero!
;)
 
Quizás yo sea uno de esos que deberían odiarte... pero no lo hago, hombre.

Si algún día llego a cobrar por lo único que sé hacer (y sobre lo que me estoy formando para tener el carnet oficial que deja más tranquilo a los incrédulos), "usease" mezclar palabras con alguna finalidad épico-cómica, por ejemplo, imagino que me mostraré nervioso y quejoso ante situaciones como la que tú describes y por las que a fecha de hoy casi pagaría.

Así que, lejos de odiarte, te doy todo mi apoyo y me alegro mucho por ti. Por lo que puedo adivinar entre las líneas de tu discurso creo que te irá bien, fijo.

Saludos. Y suerte.

Anotación: He llegado a este blog viendo algún comentario que has hecho en blogs que visito habitualmente. Me parece que tienes un punto de vista interesante y creo que pasaré por aquí de vez en cuando. Por eso he creído oportuno presentarme. Soy El hombre del sombrero, para lo que usted guste.

http://elhombredelsombrero.blogia.com
 
El Hombre del Sombrero: Vaya, gracias hombre :)

Seguro que te pasará lo de siempre: hasta que lo consigas, caminarás con seguridad y fuerza. Cuando llegues y lo veas... mirarás atrás. Y te acojonarás un poco, jajaja. Pero luego sacarás fuerzas, fijo. Por lo que he leído en tu blog, no te faltan. :D

Yo también llegué al tuyo por otros blogs, me alegro del encuentro final, jeje. Encantado de conocerle!
;)

Nos leemos. Esta es su casa (puede dejar el sombrero si quiere al entrar). SAludos!
 
Publicar un comentario