<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7617835\x26blogName\x3dKlaatu+Barada+Nikto\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://galahan.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://galahan.blogspot.com/\x26vt\x3d-6933320711491095302', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Comentarios, opiniones, crónicas y críticas en la vida de un ser humano que escribe. O algo así, que suene como interesante, si eso...

jueves, 26 de octubre de 2006

Dando la Chapa

Hoy, siguiendo la bonita costumbre de ilustrar con fotos que he ido haciendo ante elementos que he encontrado en mis viajes (iba a poner periplos, así, tranquilamente, en mi pedante actitud habitual, pero miren, lo quité) me dispongo a mostrarles un hecho inquietante.

No voy a ir ahora de moralista, ni decir lo que está mal y lo que está bien, pero esto me parece un poco, cuanto menos, extraño.

Sucedió en Burgos. Estoy seguro de que aún sucede, vamos. Plaza Mayor, con cafeterías, tiendas, bancos para sentarse simpáticos jubilados, juegos para los niños y el Ayuntamiento, desde dónde ahora gobierna el alegre (y breve) monologuista Juan Carlos Aparicio.

Y entonces, un grupo de niños reunidos en corrillos junto a unos adultos. ¿Qué hacen? Es domingo... ¡intercambian cromos! Eso está bien, en Valencia también lo hacen, en los alrededores de La Plaza Redonda, cada semana, como en muchos otros lugares de España. Pero, entonces, levanto la vista y veo que esos cambios de cromos se producen bajo un soportal de la plaza. Un soportal que comparten con un... ¿comercio? Sí, eso parece. ¡Pero es un comercio inenarrable! ¡Por dios! ¡En mitad de la Plaza Mayor! ¡Con niños delante! ¡Y los padres no hacen nada! ¿Dónde está la profunda y tradicional Castilla? Amigos, lo que vi, lo que me descolocó completamente fue esta visión, este local, esto:

Aún hay más, no se crean. Porque no se aprecia mucho en la última foto, pero arriba a la derecha, hay un cartel que reza: "Mariquita Pérez". Madre mía si así está Burgos no quiero ni pensar qué puedo encontrar en Ibiza...

Supongo que es la típica tienda dónde venden ese tipo de regalos por compromiso que cuando te los dan te dan ganas de decirles que se los metan por... ahí.


A unas 8 personas les dio por comentar.
Comments:
Amigo de Burgos, de su alcalde y dueño de este blog de gusto dudoso. Como ya habrás supuesto, yo soy Chapero. Ramón Chapero. Es mi apellido, no un mote. Y me indigna que usted, desde alguna ciudad “modernita” (seguramente Madrid o Castellón), se dedique a la mofa y al escarnio de nuestro soportales y nombres burgaleses. Señor, lo que usted insinúa con dudoso gusto ha herido el orgullo centenario de los Chapero. Por eso, la familia Chapero en bloque vamos a indagar y, cuando consigamos su dirección, iremos a demostrarle la diferencia entre un “chapero” y un Chapero. Aprovecho para mostrar mi más profundo respeto por los chaperos, que ejercen la prostitución libremente y, no me avergüenza, hay varios miembros de mi familia que se dedican a ello, oficio con beneficio mucho más noble que el de vilipendiar a la gente aprovechando el anonimato de Internet. Firmado: un Chapero (pero chapero con C, no con “”).
P.D. Señor, constato que tiene usted demasiado tiempo para dedicarse a escribir esas “cosillas”. Sinceramente, creo que lo que usted necesita es un buen chapero (esta vez sin C) para que sepa apreciar el tipo de regalos que ofrecemos bajo los soportales en penumbra de la plaza de Burgos. ¡Viva el ApariCid, qué cojones!
 
Joer vaya tocho, eso no te cabe ni en el zulo!
Lo que más me ha encantado es lo de ciudad "modernita" como Madrid o Castellón... Bwa ha ha!
Grande.
 
¿El primer comentario es en serio? Vaya, iba a poner alguna chorrada, pero me ha bajado el rollo.

Bueno, no importa, iba a decir: Lo peor es que los chavales les dirán a sus madres cuando salgan: "voy donde el Chapero". Je, je.
 
Tranquila, "Navaja en el ojo", no creo que el señor "Chapero" se dedique a entrar en mi blog. En cambio, el señor "del Zulo", uno que aparece en un post anterior en una ilustrativa foto, trabajando, sí.
;-)
 
Ja, Ja, jA! Genial el Chapero, encima lo de regalos ya es la guinda. Glamour... regalos... Plaza Mayor de Burgos... me recuerda a Pretty Woman.
 
Bien Galahan, por fin te encuentro en vivo y en directo. Gracioso lo del Chapero, y muy gracioso tu amiguete, el Chapero cabreado, especialmente lo de Castellón... ¿Sabeis que sale en los libros de arquitectura como el ejemplo de lo que no hay que hacer con una ciudad? Dicho desde el cariño y el respeto a los castelloneros, que conste.
 
Jaja, con lo de "dicho desde el cariño y el respeto a los castelloneros" me ha recordado a la última peli de Woody. Sólo te faltaba "además, son un orgullo para su raza".

Pues sí, la ciudad es rato fea. Yo lo siento, pero 13 años viviendo allí me dan derecho a opinar (y lo que paso por allá).

Por cierto Julie ¿qué quiere decir eso de "por fin te encuentro en vivo y en directo"? Dios... ¿He puesto cam en el blog? ¿nos hemos encontrado alguna vez muertos y en diferido? Chan chaaan...

En fin, a ver si actualizo...
 
Quería decir que nunca había entrado en tu página hasta ahora y que me alegraba de haberlo hecho por fin. Lo de "en vivo y en directo" no es más que una de esas frases tópicas, como "escena dantesca" o "marco incomparable", que repito siempre que puedo fuera de contexto a ver si gastan de una vez y no las usamos más. (Es contradictorio, ya lo sé, pero "eso es otra historia"). Reitero lo dicho, un placer.
 
Publicar un comentario