<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7617835\x26blogName\x3dKlaatu+Barada+Nikto\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://galahan.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://galahan.blogspot.com/\x26vt\x3d-6933320711491095302', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Comentarios, opiniones, crónicas y críticas en la vida de un ser humano que escribe. O algo así, que suene como interesante, si eso...

viernes, 5 de agosto de 2005

Sinvergüenza

Llevo demasiado tiempo sin actualizar. Lo reconozco.

Podría poner de excusa mi nuevo trabajo, que me hipoteca el tiempo, pero no sería del todo cierto.
Podría poner de excusa que no se me ocurre de qué hablar, pero no sería del todo cierto.
Podría poner de excusa que quiero buscar un camino para este blog, pero no sería del todo cierto.
Podría poner de excusa que me da algo de vergüenza y estaría acercándome.

De pronto, un montón de compañeros de trabajo tienen blog y escriben a diario.
De pronto, me gusta leer esos "posteos" costumbristas.
De pronto, no se si los que yo podría poner serían interesantes...

Siempre he pensado que ser un "sinvergüenza" era algo maravilloso. El miedo no les impide hacer lo que quieren. Son libres. Son valientes. Siempre les he tenido envídia.

Quizá es el efecto Han Solo en El Imperio Contraataca, cuando Leia le da un sopapo tras él arrebatarle un beso y le espeta eso a la cara: Sinvergüenza.
Han Solo se queda pensando, con la mano en la mejilla golpeada y valora:
- ¿Sinvergüenza?... Hum... Me gusta.

El otro día, en el trabajo, tuve varios encuentros con "sinvergüenzas". Gente que no son nada en la vida mas que un pequeño nombre en la mísera fama televisiva y que se creen sus propias tonterías. Gente que es capaz de mentir y actuar como miserables por un poco más de fama, atención o dinero. Y no tienen vergüenza. Porque para vivir de eso, no la debes tener.

Y entonces me alegro de tener vergüenza de un simple post.

A unas 5 personas les dio por comentar.
Comments:
Que voy a decir yo si no tengo vergüenza de casi nada!!!
En la vida hay que ser un pelín sinvergüenza. Creo que es una parte del ser humano. Lo de la fama televisiva es otro mundo, no sé yo si calificarlo de sinvergüenza. Me parece mucho peor.
 
Humm...entonces....¿es bueno ser un sinvergÚenza o no?
A mi me lo expliquen que soy muy insegura.
 
Es bueno ser un sinvergüenza con corazon, los demas, no valen la pena
 
A ver cuándo nos cuentas cotilleos sobre esos famosillos de medio pelo ;)
 
Por mi experiencia en la tele, he descubierto que entre los famosos se da una diferencia, como entre los ricos, y tenemos también "aristocracia" y "nuevos ricos". Con independencia de que te gusten más o menos, con frecuencia son más sencillos artistas "de toda la vida" como Concha Velasco que jóvenes "figuras" en promoción para hacerse un hueco en el circo de la tele. En todo caso, no es lo mismo ser conocido por ser actor o actriz que por haber participado en Gran Hermano. Un saludo.
 
Publicar un comentario